PARTICIPA

180121 va opinion
Julio García-Casarrubios Sainz
18/ene/21    17:59

“El desprecio a las instituciones y la banalización de las reglas y del lenguaje terminan mal. Es urgente cambiar las retóricas y comportamientos que priman el miedo y nos dificultan hablar de las soluciones” (Arancha González Laya, ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea, y Cooperación, del Gobierno de España). Ponen en entredicho las democracias, no solo los que atentan contra ella, sino también los que no respetan sus fundamentos. La democracia es una forma de gobernanza, pero también es una actitud.

Comenta

110121 va opinion

Pregunta: ¿Somos demócratas? Para los que creemos en la democracia hay que decir, antes de nada, que lo más grave para un demócrata, es el intento de revertir el orden institucional emanado de las urnas. Con violencia o sin violencia. Y le sigue en gravedad tratar de justificarlo, o, situarlo comparativamente con una manifestación, con una reivindicación. Tanto la justificación, como esa comparativa, son posiciones inadmisibles en democracia. Quien lo ponga en duda, tiene todo su derecho a hacerlo, pero está fuera de la democracia.

Comenta
050120 VA OPINION

Que las palabras son como las personas es algo que se me acaba de ocurrir, seguramente un disparate de idea. Pero como quiero defender mi opinión, me explicaré: Palabras o vocablos los hay de todas clases y tamaños, algunas son sencillas y bonitas, otras son soberbias y altivas, las hay diferentes y rimbombantes, e incluso a muchas se las puede acusar de ser escandalosas y altisonantes. Por su tamaño serán grandes o pequeñas en función del número de sílabas, si llevan acentos o diéresis es como si llevasen bufandas, gorros, guantes o sombreros. También pueden ser serias o divertidas, otras son extremadamente técnicas y enrevesadas, muchas de éstas las utilizan los políticos para no decir nada, son palabras de relleno aunque suenen pomposas, son palabrejas engañosas. Pero frente a ellas existen otros términos que van directos al asunto, son tajantes y definen hechos incuestionables como vida o muerte, las dos caras de la moneda.

Comenta
040120 va pedro sanchez

Empezamos este nuevo año con dos deseos. Que venzamos definitivamente la pandemia, y que la lucha partidista abandone la crispación que no conduce a nada bueno. La lucha contra la pandemia se hubiese desarrollado en condiciones muy distintas si el entendimiento entre partidos se hubiese desenvuelto con la nobleza que exige la política y la ciudadanía. Venimos equivocando, o más bien confundiendo lucha con ataque. Luchar en defensa de unos valores o unas ideologías, es algo muy noble. Atacar por destruir, no.

Comenta
281220 va año

Hace un año, justamente un año, todos nos estábamos deseando una Feliz Navidad, al tiempo que manifestábamos el deseo de un año mucho mejor que el terminado 2019. Acabábamos de atravesar un año de inestabilidad política. Un año en el que se había puesto de manifiesto que, ni políticos ni ciudadanos, terminaban de asimilar que el bipartidismo había pasado a la historia, y que nos estaba costando mucho trabajo adaptarnos a la pluralidad que marcaban los nuevos tiempos.

Comenta