PARTICIPA

160118vadionisos
Dionisio de Nova (La Bodega de las Estrellas)
16/ene/18    17:09

Desde hace 20 años, cuando nos hicimos cargo de la bodega, comprendimos que nuestro modelo de actividad, bodega tradicional y familiar de pequeño tamaño, debía combinar la elaboración y venta de vinos, con la fórmula de mostrar cómo los hacemos, que ahora llamamos Enoturismo.

Comenta

261015vaiucarmendelahoz 7

¡No hagas eso! No deberías volver sola. No deberías ponerte eso. Mejor te peinas y maquillas de otro modo, más discreta. Mejor no llames la atención. No hagas que se fijen en ti. No vuelvas a esas horas, que tan tarde solo quedan las que van buscando algo. No bebas ni fumes, que eso lo hacen las guarras nada más. No te pongas tanto escote… ¡Qué te acompañe alguien, no vuelvas sola!

Comenta
070118vaopinion

Los antiguos griegos sostenían que no es posible disimular los vicios cuando se ejerce el poder. Así, Plutarco contaba que así como entre vasos vacíos no se puede distinguir el intacto del deteriorado, pero, que cuando se llenan se descubre el que gotea, del mismo modo, las alma corruptas (rotas), no pudiendo resistir el poder político, dejan escapar sus torpes deseos, sus iras, su codicia, su lascivia, su orgullo y su mal gusto. Pues bien podríamos decir que esta idea, este comportamiento, siempre se cumple casi como una ley social ( y psicológica ) en regímenes despóticos, casi sin leyes, en donde lo que quiere el gobernante siempre lo puede hacer.

Comenta
070118VALUCENDO2

Corría el año 1919 cuando el farmacéutico don César Lucendo Asensi- iniciador de una saga de enólogos-, abrió una bodega en Argamasilla de Alba (Ciudad Real), en la que comenzó a elaborar vinos en las modernas instalaciones de su industria, donde generación tras generación han seguido la tradición del fundador de elaborar vinos de calidad, elaboración que, en 1936, se vio obligado a cortar, ya que la bodega fue saqueada durante la guerra incivil española, lo que le obligó a cerrarla, volviendo abrir en 1942, junto a una alcoholera, negocios ambos, que, en la década de los 70 se vendieron a un grupo de bodegas francés, aunque la familia Lucendo siguió conservando sus viñedos y vinculados a la tradición enológica, cultivando vinos por diferente zonas del panorama nacional, siendo su hijo César Lucendo Amat, uno de los más reconocidos enólogos castellano-manchegos, que trabajó para conocidas bodegas de Valdepeñas, entre otras: “Félix Solís” y “Bodegas Pintado”, donde desarrolló una espléndida labor, que todavía se recuerda.

Comenta