miércoles, 8 de febrero de 2023, 11:31

Odio o convivencia

|

18072018 Sanchez Oficial3 Original2 (3)



Ese es el dilema. No se trata de izquierdas o derechas; no se trata de buenos o malos. Se trata simplemente de odio o convivencia. Todo lo demás es utilizar un histórico y grave problema, para obtener de él algún beneficio. Se trata de: ¿sembramos odio y vivimos enfrentados, o tendemos puentes para lograr una amigable convivencia. Los que se manifiestan en contra de disminuir la pena de sedición no es por desacuerdo con la fórmula, es porque aún no han asimilado que Pedro Sánchez ocupe la presidencia del Gobierno de España. No pueden.


Hemos dicho en numerosas ocasiones que el sentimiento independentista ha existido desde tiempo atrás, existe, y seguirá existiendo. Eso es lo primero que hay que admitir. ¿Nos gusta? NO. Pero está ahí. Ignorarlo o atacarlo supone enquistar más el conflicto. Ha habido etapas en nuestra historia, que se le atacó, se persiguió y se intentó aniquilarlo. ¿Lo consiguieron? NO. Consiguieron esconderlo bajo la capa del miedo. ¿Se vence así? Cuando se destapa resulta que está ahí y con más virulencia.


Lo último, es utilizar “el insulto y la mentira” para defender una posición, a todas luces equivocada. Es intolerable acusar de traidores a quienes intentan tender puentes para hacer frente y dar la cara ante esta situación. Es inoportuno buscar argumentos en la mentira: “el delito de sedición está castigado en todos los países más que en España”. Falso. Manipulan y engañan, confundiendo rebelión y sedición.


Si fuera cierto, la Justicia Europea ya habría devuelto a los huidos. No conceden la extradición porque consideran que en España la sanción es desmesurada. Por tanto es urgente igualar las penas con las de la Justicia Europea. Seguro que a Puigdemont no le gusta, para nada, la propuesta del Gobierno de España, porque con esta nueva legislación lo van a detener, y se le va a juzgar en España. ¿Qué en lugar de quince años de cárcel, -es un decir-, van a estar cinco? ¿Y qué? ¿Qué nos importa? Como si no está ninguno. El objetivo es que haya menos independentistas. Hoy ha mejorado la convivencia: Estamos mejor que con el “a por ellos”. Que mejore la convivencia entre catalanes, y que Cataluña no se desintegre de España. España necesita Cataluña y a Cataluña le interesa estar integrada en España. Lo demás solo conduce a sembrar odio y dañar la convivencia.



Julio García-Casarrubios Sainz

http://juliocasarrubios.blogspot.com