miércoles, 5 de octubre de 2022, 13:51

El PP condena el ataque a los bienes municipales

|

IMG 20220812 WA0018 (1)



En 20 años de gobierno del alcalde del Ayuntamiento de Valdepeñas, nunca hizo falta un coche para la alcaldía, pero se ha vuelto estrictamente imprescindible, cuando el alcalde ha obtenido el carné de conducir. 


El alcalde siempre se ha vanagloriado de ayudar al servicio de taxi local. Ha estado utilizando el servicio de taxi para sus desplazamientos, que sobre todo, cuando se trata de desplazamientos a Madrid, con motivo de su asistencia al senado, están todos subvencionados por esta institución, y por lo tanto, le salen gratis. 


Sin embargo, hemos denunciado públicamente, y solicitado la devolución en el Pleno, de importes de alrededor de 250€ de taxi para llevarlo al Senado, y que hemos pagado todos los valdepeñeros. Lo que indica la catadura moral de un señor que ganando alrededor de 100.000 euros al año del Estado por ser senador, todavía le regatea a su pueblo esas cantidades ridículas, que nunca debía haber cobrado del Ayuntamiento de Valdepeñas. 


Este año se aprobó el presupuesto de 40.000€ para la adquisición de un coche para atender las necesidades de la alcaldía. 


Hoy nos enteramos que el pasado jueves, supuestamente, el alcalde lo llevó a la estación para coger un tren con destino a Madrid, entendemos que para ejercer su puesto como senador, porque a nivel municipal no conocemos que tras esos viajes haya habido contactos de ningún tipo que redunden en beneficio de Valdepeñas; y cuando volvió, manifiesta que le habían rayado el coche propiedad de los valdepeñeros. Hecho este que condenamos rotundamente, ya que es intolerable el ataque a los bienes municipales que pagamos todos los ciudadanos, y que por supuesto, hay que cuidar y proteger. 


Y tras este hecho lamentable y condenable, lo utiliza para atacar a no sabemos que fantasmas, cuando realmente, el coche debería haber estado a buen recaudo en las instalaciones municipales, ya que igualmente tenemos constancia de hechos todavía más graves, cometidos fuera de horario laboral con vehículos pertenecientes al ayuntamiento. 


Sería bueno que el señor alcalde, en lugar de señalar a sus fantasmas, se preocupara porque hubiera seguridad en todo el municipio, incluidos los puntos clave, como es la estación de ferrocarril de Valdepeñas, lugar en el que, parece ser, que le ocasionaron el daño. Sería bueno que en lugar de desplazarse con el coche municipal para ir al senado, lo hiciera con su coche particular como hacemos todos para ir a nuestro trabajo; y más, cuando está cobrando los desplazamientos. 


Pero independientemente de todo lo que suelta por su boca, sin pruebas, y acusando haciéndose la víctima, la primera pregunta que se me viene a la mente es la que le planteamos en su día en el Pleno: ¿por qué tenemos que pagar los vecinos el coche con el que se mueve el alcalde para asuntos particulares? ¿Acaso cree que el ayuntamiento es suyo y puede hacer y deshacer lo que quiera? 


Lamentablemente, este tema, refleja claramente su objetivo y para lo que está, que es meramente beneficiarse de la política, ya que solo piensa en cómo sacar un euro más de su puesto y de su situación.