lunes, 8 de agosto de 2022, 05:52

Es la democracia

|

Pedro sanchez debate estado nacion 98





El debate ha terminado. Se ha discutido mucho sobre las actuaciones de los distintos partidos. Quien ha quedado mejor; quien le ha ganado a quien; quien ha defendido mejor sus posiciones; quien ha hecho más daño a sus adversarios; qué influencia ha podido tener en las encuestas; todo en esa línea. Pero se ha echado en falta un análisis de las proposiciones presentadas, de las rechazadas y las aprobadas. Y sobre todo que consecuencias van a tener en las complicadas situaciones que sufrimos.


Terminado el debate se presentan 138 iniciativas, de las que son aprobadas 41. Cada grupo ha podido presentar hasta 15. Han sido aprobadas 15 del PSOE, -todas las que ha presentado-, y siete del PNV. El PP ha conseguido que le acepten 4 de las que ha presentado. El resto de las iniciativas aprobadas son de Podemos, Esquerra, Ciudadanos, Junts, PRC, Coalición Canaria, Foro Asturias y Teruel Existe. Estas iniciativas expresan las conclusiones de cada uno para orientar la acción del Gobierno. De ahí su importancia, aunque no sean vinculantes. En el último debate celebrado en 2015, cuando gobernaba el PP se aprobaron 19 propuestas.


Sin duda alguna, la medida estrella, ha sido el anuncio de dos impuestos extra a las grandes eléctricas y a las entidades financieras con el fin de recaudar 7.000 millones de euros en dos años. Entre el resto de medidas destacan: los abonos gratuitos para los trenes de Cercanías y media distancia operados por Renfe, el pago extra mensual de 100 euros por beca educativa; la introducción de la robótica como asignatura desde Infantil hasta la ESO; y un nuevo plan de hasta 200 millones para fomentar el autoconsumo eléctrico en edificios públicos.


Las medidas tienen un claro perfil social, con tendencia a evitar desigualdades, como no podía ser de otra manera. Un gobierno liberal conservador rescata a las entidades financieras con dinero de todos; un gobierno socialdemócrata exige al que más tiene y más gana, que aporte más a las necesidades de todos. Un gobierno de derechas establece becas para que los más potentados vayan a colegios privados; un gobierno socialdemócrata aumenta con 100 euros las becas a los menos pudientes. Es normal. Ahora que cada uno vote aquello con lo que está más de acuerdo. Es la democracia. Pero hay que estudiarlo, y enterarse.




Julio García-Casarrubios Sainz

http://juliocasarrubios.blogspot.com