Líneas rojas

|

150221 va illa




Un político serio y responsable, donde lo haya, debería preguntarse: ¿Qué se ha ganado con ir todos contra Illa? Es lógico y necesario que en la confrontación política haya líneas rojas. Pero…, un líder con nivel político no puede confundir la legítima discrepancia, con lo inadmisible en democracia. Hay cuestiones rechazables, tanto desde la derecha como desde la izquierda; como por ejemplo, establecer ciertas líneas rojas. ¿Para qué ha servido?


Resulta un espectáculo insoportable que la línea roja la sitúen, la mayoría, -por no decir todos-, en Salvador Illa. Un dirigente que se ha limitado a proponer que su programa de gobierno será acabar con la confrontación entre catalanes y entre catalanes y españoles. Es legítimo manifestar su desacuerdo, es legítimo pedir explicaciones de cómo lo va a hacer; pero que el diálogo sea una línea roja….


No. La política tiene que ser honesta. La línea roja hay que establecerla contra el fascismo, contra el totalitarismo, contra la xenofobia; la línea roja hay que colocarla delante de los que desprecian a los inmigrantes; la línea roja hay que trazarla contra la corrupción, la desigualdad, la pobreza. No puede ser línea roja el diálogo, tender puentes para el entendimiento, fórmulas para resolver los conflictos. Quien coloca líneas rojas ante esas propuestas está sumido en la indecencia y en la ineficacia.


Sí. Indecencia porque no se puede tolerar el rechazo a una propuesta de diálogo. Pero además, es ineficaz, es perjudicial para todos, es meterse en un callejón sin salida. Obtener la investidura en un parlamento constituido nueve partidos, es imposible sin diálogo y sin pactos. Seguirá la ingobernabilidad, seguirá la inestabilidad, seguirá el retroceso de una Cataluña que siempre ha sido acogedora, trabajadora y emprendedora. Ni superando el 50 % los partidos independentistas. ¿Qué van a hacer? ¿Declarar unilateralmente la independencia? No lo van a hacer, van a engañar a su gente. Porque saben que si lo hacen, van a la cárcel o a vivir huidos de la Justicia. El conflicto y el enfrentamiento continuarán. Cualquier aspiración política hay que buscarla dentro de la ley y del consenso.



Julio García-Casarrubios Sainz

http://juliocasarrubios.blogspot.com