Lucha noble

|

040120 va pedro sanchez




Empezamos este nuevo año con dos deseos. Que venzamos definitivamente la pandemia, y que la lucha partidista abandone la crispación que no conduce a nada bueno. La lucha contra la pandemia se hubiese desarrollado en condiciones muy distintas si el entendimiento entre partidos se hubiese desenvuelto con la nobleza que exige la política y la ciudadanía. Venimos equivocando, o más bien confundiendo lucha con ataque. Luchar en defensa de unos valores o unas ideologías, es algo muy noble. Atacar por destruir, no.


La lucha política es algo que ennoblece el funcionamiento de la democracia. Es una lucha constructiva. Atacar, con el único fin de derrocar al adversario, es innoble. Pero lo más grave es que concluye en actividad destructiva, y por tanto hace mucho daño. Nadie gana; todos pierden. Lo noble, y al tiempo eficaz, es luchar por imponer una fórmula, mejor que la del adversario para acabar con la desigualdad. ¿O es que alguien quiere que haya desigualad? Si es eso lo que buscan que lo digan. Que lo digan con claridad. Pero no pretendan esconderlo ensuciando el territorio donde se establece la lucha. Es innoble.


¿Hay alguien que no quiera, que en España, mejore el sistema educativo? Yo creo que no. Pues vamos a luchar noblemente para ver quien es capaz de aportar el mejor sistema educativo. Lo mejor para nuestros hijos. Ahora bien, si lo que se busca es mantener o imponer un sistema de privilegios, que lo digan claramente. Porque si no, lo que se hace es no mejorar nuestra enseñanza. Y peor aún; crear un ambiente de ataque permanente para acabar con el adversario.


¿Hay alguien que desea un conflicto permanente entre españoles? Espero que no. Pues entonces vamos a sentarnos, y a luchar con todas nuestras fuerzas porque los conflictos se arreglen, desaparezcan, o al menos no se aumente por días. A no ser que alguien esté diseñando la lucha, poco noble, de sacar rédito al enfrentamiento. Vamos a ver si en este año que comenzamos, somos capaces de luchar para encontrar la mejor forma de acabar con la pandemia, con el conflicto catalán, con la desigualdad, con la corrupción. Que la lucha consista en el esfuerzo por aportar la mejor fórmula. Vamos a ver quién es capaz de aportar soluciones, no de crear crispación, insultos, y hasta en ocasiones odio. Necesitamos una lucha noble.



Julio García-Casarrubios Sainz

http://juliocasarrubios.blogspot.com