Índice de complejidad

|

030820 VA CRISS




Algo pasa. Todos nos lo hemos preguntado alguna vez. ¿Por qué en cualquier tipo de crisis España sale más dañada que los demás países de nuestro entorno? Echar la culpa a los Gobiernos del PSOE, es pueril, es no querer profundizar en las verdaderas causas. La principal razón, entre otras, es que dependemos en gran manera del sector servicios, en especial del turismo, y en que la competitividad está basada casi exclusivamente en reducir salarios. Somos un país con muy escasa variedad en las fuentes de riqueza.


Acabamos de conocer que nuestro producto interior bruto ha caído un 18,5 %, lo que en términos interanuales puede situarnos por encima del 22 %. Es una auténtica barbaridad, cuando la media europea ha caído un 11, 9 %, Portugal un 14 %, Francia un 13,8 %, Italia un 12,4, y Alemania un10,1. Incluso dentro de nuestro país; las regiones que dependen más del turismo han caído con más fuerza, mientras las que gozan de una mayor diversidad se han defendido mejor. El País Vasco cae un 8,7.


Este es un problema que venimos arrastrando en España desde hace mucho tiempo. El mayor daño que sufre España está íntimamente ligado a lo que los economistas llaman “la evolución del índice de complejidad económica”, que mide las capacidades productivas de una economía a través del conocimiento. Pues bien: mientras este índice ha crecido en la mayoría de los países desarrollados, incluso en los emergentes, en España ha descendido.


Es fácil deducir que nuestra economía no debe depender solo del turismo; debemos basar nuestro PIB en otras fuentes, pero sobre todo basándose en el conocimiento, y en el índice de complejidad. “Más variedad en nuestro tejido productivo”. Los pactos con el Gobierno hay que dirigirlos en este sentido. Un gobierno progresista como el que tenemos, tiene que empezar ya, hoy mejor que mañana, a reconducir nuestra economía, -además de con el turismo, que debemos cuidarlo, y mucho-, hacia las energías renovables, hacia el cambio climático, hacia el conocimiento, y la investigación, a crear empleos seguros y de calidad, a fortalecer a las clases medias y trabajadoras, a vencer la pobreza y las desigualdades.



Julio García-Casarrubios Sainz

http://juliocasarrubios.blogspot.com