Y… ¿De qué hablamos?

|

130720 va casado




En la denostada, -por algunos-, asignatura de “Educación para la Ciudadanía” se enseñaba entre otras muchas cosas, a debatir; se enseñaba a elegir los temas y a cómo afrontarlos para llegar a conocer bien las cuestiones, y a sacar provechosas conclusiones. A eso, algunos, le llamaban imponer ideología, le llamaban “catecismo socialista” Y tenían razón. Era verdad. Porque a lo largo de la historia, ha sido normal que, de la izquierda surja el debate constructivo, el debate del que se aprende. Y desde la derecha se ha intentado eludir el debate porque están convencidos de que hablar, discutir, con un mínimo de rigor no les interesa; piensan que les perjudica.


Se dice desde una cierta derecha populista: ¡Qué vienen los comunistas! Asustar, sembrar miedo, inocular odio. Y digo yo: ¿Por qué no hablamos sobre la historia del comunismo? Sería más provechoso hablar de sus orígenes, de lo que opinan los unos y los otros, de las distintas tendencias, de sus propuestas en el momento actual. ¿Por qué no hablamos de su papel en la lucha contra el franquismo, o de su papel en la transición de la dictadura a la democracia? Y que cada uno forme su opinión.


Dice el Sr. Casado, que si el Gobierno socialista y comunista habla de impuestos, hay que echarse mano al bolsillo. Y digo yo: ¿Por qué no hablamos de la presión fiscal con los distintos gobiernos en España? ¿Por qué no analizamos los impuestos directos e indirectos? ¿Por qué no hablamos de la evolución de la deuda? O, ¿Por qué no hablamos de los efectos de la liberalización y la privatización? Sería más eficaz para que cada uno se forje su opinión, hablar de las ventajas e inconvenientes de una economía liberal o una economía social; o hablar de los fundamentos para una reforma fiscal que nos acerque más a Europa. ¿De qué quieren que hablemos?


Europa está cambiando. Sus líderes han cambiado los recortes y la austeridad por incentivos al crecimiento. ¿Por qué no analizamos, explicamos, y debatimos este cambio? Se echa mucho en falta un análisis profundo y con rigor de la Europa de los Pueblos; ¿Cuándo ha crecido más Europa? O ¿Cuándo y dónde han crecido más las desigualdades? Esos son los temas que interesan, y no de que si Sánchez ha traicionado a España, o que pacta con los que quieren romper España. ¿No será una estrategia para desviar la atención?



Julio García-Casarrubios Sainz

http://juliocasarrubios.blogspot.com