Felicitación de las Fiestas del Vino por el PP de Valdepeñas

|

300819 va candi




Se acercan las Fiestas del Vino, Fiestas declaradas de Interés Turístico Nacional y que representan la esencia de nuestro pueblo, de su industria y de nuestra proyección internacional. Celebramos la recolección de la uva, base de la economía local y de nuestra cultura desde tiempos inmemoriales, y que nuestros agricultores, se han ido adaptando a los nuevos tiempos, mejorando sus explotaciones agrícolas, emparrando muchas de las viñas e introduciendo maquinaria innovadora para ahorrar tiempo y trabajo. A la industria del vino le ha pasado igual, ha evolucionado y se ha adaptado a las nuevas técnicas y tecnologías para elaborar caldos acordes a las necesidades y gustos del mercado, siempre sin perder la esencia de los vinos de Valdepeñas. 


Ahora que se acerca la vendimia, es tiempo de recolectar lo que se ha trabajado y cuidado durante todo el año, es tiempo de celebrar la cosecha y agradecer el fruto de la tierra.


El Partido Popular de Valdepeñas, ha iniciado un proceso de preparación de la tierra y plantación; durante estos cuatro años vamos a ir trabajando con esfuerzo para conseguir los frutos que necesitan tanto nuestro partido como nuestro pueblo. Sabemos que los primeros años recogeremos menos, pero como la tierra y la vid, con esfuerzo, dedicación y sacrificio, regados de voluntad e ilusión, conseguiremos que al cabo de unos años, se obtenga una gran cosecha. 


Estamos trabajando desde el primer día para realizar y llevar a cabo un proyecto acorde a la ciudad  que nos merecemos, que presente soluciones para los valdepeñeros que viven y que quieren vivir en Valdepeñas, que se genere empleo, riqueza y alternativas, en definitiva, conseguir que Valdepeñas sea una ciudad de oportunidades, algo que consideramos se ha olvidado durante los dieciséis años de gobierno socialista, y en lo que además, no vemos propósito de enmienda. Valdepeñas, nuestra ciudad, necesita dedicación, trabajo, inversión, y eso bien lo saben los agricultores e industriales en sus distintas explotaciones; según inviertas y trabajes el campo, así será la cosecha.


Valdepeñas necesita dedicar más esfuerzos al turismo, necesita que los grandes macro proyectos prometidos se consoliden y sean una realidad, o se transformen en otros más reales y tangibles. Estamos cansados de promesas que no llegan: Balneario en el Peral, Campo de Golf, Parque Temático del Vino, mientras durante estos años vimos como se permitió que desapareciera el Tren del Vino, proyecto novedoso y que recibió uno de los premios regionales de turismo de Castilla-La Mancha. Este es el ejemplo de cómo este gobierno, solicita proyectos que luego no promociona, no cuida y por cuyo desarrollo no lucha ni trabaja. Este equipo de gobierno es como un patio de niños con juguetes nuevos, enseguida se cansan de ellos. Qué poco tienen que ver con los hombres y mujeres de Valdepeñas, nuestros antepasados, acostumbrados a levantarse antes de salir el sol para ir a trabajar, a sudar por su pan, y a levantarse ante  la decepción de una sequía o una tormenta de granizo, y continuar luchando, incluso contra las fuerzas de la naturaleza. Qué poco tiene que ver este gobierno con nuestra esencia, nuestra identidad, y nuestra forma de ver la vida. 


Comencemos por cuidar lo que ya tenemos, nuestros recursos, como la Casa del Agricultor, las infraestructuras de los caminos de la Ruta del Quijote, los entornos y las zonas verdes, sobre todo las áreas cercanas a los colegios e institutos, las zonas de juegos de nuestros hijos, los edificios y pabellones con goteras, y tantas y tantas deficiencias que no se arreglan. Si no cuidamos lo nuestro, ¿cómo esperamos que los que vienen de fuera lo aprecien? Cada museo, cada casa de nuestro patrimonio, cada bodega, comercio o restaurante, y sobre todo, como no, nuestras Fiestas del Vino, todo ello son recursos. No dejemos que pase lo que pasó con ese Tren del Vino, que no nos llevó a ninguna parte, así como nuestra estación de ferrocarril, que cada vez tiene menos paradas de trenes. No pensemos tanto en grandes proyectos, a veces irrealizables, descuidando el día a día. Luchemos juntos por un futuro, y cada gesto, cada idea, cada pequeño proyecto de muchos hará de Valdepeñas el mejor lugar de la tierra para vivir.


Para terminar, sólo desear a todos los valdepeñeros que estas Fiestas del Vino de 2019, sean una auténtica celebración en la que impere el respeto y la alegría, el reencuentro con nuestros familiares y amigos que viven fuera,  consumiendo nuestros caldos, brindando por nuestro futuro y acompañados en todo momento por nuestra Patrona, la Virgen de Consolación, que siempre ha velado por los valdepeñeros, a pesar de las dificultades y de los momentos difíciles que hemos vivido a lo largo de la historia. No nos olvides Madre. ¡Viva la Virgen de Consolación! y ¡Viva Valdepeñas!


Felices Fiestas. 


Cándida Tercero Molina, Portavoz del PP de Valdepeñas.