jueves, 8 de junio de 2023, 22:49

El presidente de la Diputación manifiesta el profundo compromiso con el pueblo saharaui en la presentación de una nueva edición de “Vacaciones en Paz”

|

Abc177ee6c58a3f1cb63885a9808dc51 XL



El presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, y el presidente de la Federación provincial de Amigos del Pueblo Saharaui, Silvestre del Río, han presentado esta mañana una nueva edición del programa “Vacaciones en Paz”, que regresa tras el parón sufrido por la pandemia.

Un programa que cuenta con una inversión de 60.000 euros por parte de la institución provincial con el fin de sufragar los gastos derivados de los desplazamientos de los niños que pasen el verano en la provincia de Ciudad Real, alejados de los 60ª que se alcanzan en los campamentos de refugiados, donde viven alrededor de 200.000 personas, fundamentalmente menores y mujeres.

Para el presidente de la institución provincial se trata de un programa humanitario, que se encuentra en el corazón y sentimiento de la gente de Ciudad Real, y que tiene por objetivo paliar las difíciles condiciones de vida en las que se encuentran los hombres y mujeres que viven en Tinduf, con un clima extremo, tormentas de arena frecuentes y una actividad económica casi inexistente.

“Tenemos capacidad, presupuesto y mucha ilusión por incrementar el número de niños que vengan a través de este programa”, subrayaba Caballero quien apelaba a la complicidad de la ciudadanía, familias comprometidas y generosas que se animen a recibir y convivir con estos niños que están deseando volver a España.

El presidente de la Corporación provincial destacaba el profundo compromiso de la Diputación con el pueblo saharaui y el alto nivel de colaboración a través de este programa, además de apoyar otras iniciativas como las prácticas para alumnos de magisterio, junto a la donación de alimentos y productos de primera necesidad, el programa de asistencia médica o el mantenimiento de la casa de acogida de Consolación;

Iniciativas que, en su conjunto, cuentan con una inversión cercana a los 300.000 euros, y que se suma a las ayudas dedicadas a cooperación internacional que ascienden a un millón de euros.

El presidente de la Federación provincial de Amigos del Pueblo Saharaui, Silvestre del Río, destacaba cómo no han dejado de trabajar a pesar de las dificultades y cómo este año este programa vuelve a nacer realizando un llamamiento a las familias para acoger el máximo número de niños.

Del Río agradecía la Diputación su apoyo y compromiso porque si todas las provincias dedicarán lo que dedica la institución provincial la situación sería muy diferente.