viernes, 3 de febrero de 2023, 14:41

Castilla-La Mancha está invirtiendo en estos momentos 66 millones de euros en 16 depuradoras para que no quede “ni una gota de agua sin depurar”

|

P1gnkf6v121ira1r4a1tj6187s6r64




El Gobierno de Castilla-La Mancha invierte actualmente un total de 66 millones de euros en la construcción de 16 Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) repartidas por todo el territorio. Una de ellas en la urbanización Calypo-Fado, perteneciente al municipio de Casarrubios del Monte, que ha sido inaugurada hoy por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

 
Esta infraestructura ha supuesto una inversión de 3,6 millones de euros y va a beneficiar a unos 6.500 habitantes, pero con previsión para atender a 12.500 habitantes equivalentes, suficiente para atender el crecimiento futuro de población.
 
Gracias a inversiones como la de hoy, “se ha cambiado el mapa de nuestra región, no solo en depuración sino también en abastecimiento”, ha declarado el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo. Actualmente, Infraestructuras del Agua de Castilla-La Mancha gestiona ya más de 230 depuradoras de la región, “dando un servicio integral a los ciudadanos de nuestro territorio, de manera especial a los del medio rural, a los de los pueblos más pequeños, que necesitan el apoyo de la Administración pública, que está para cosas como esta”, ha afirmado.
 
Esta “es una infraestructura básica que permite el desarrollo”, ha comentado el consejero quien añadía que “evita sanciones de la Confederación Hidrográfica y de Europa”, a la vez que “da seguridad a las empresas para invertir”, ha explicado.
 
“En Castilla-La Mancha hacemos política de desarrollo con el ciclo integral del agua”, ha destacado Martínez Arroyo, detallando que se están invirtiendo “600 millones de euros en 600 depuradoras para que ni una gota de agua se quede sin depurar”.
 
La EDAR de Calypo-Fado incorpora una línea de fangos, que permitirá la retirada de los elementos contaminantes del agua residual para su posterior uso en la agricultura; y cuenta con tanque de tormentas, que permitirá laminar el agua residual durante los periodos de lluvia.
 
Más desarrollo gracias al agua del Tajo
 
En otro orden de cosas, el consejero Francisco Martínez Arroyo se ha referido al Plan de Cuenca del río Tajo, aprobado ayer en el Consejo de Ministros: “esto supone que en la cuenca del Tajo se quedan entre 70 y 110 hm3 de agua más que ahora”. “Es una excelente noticia”, ha aseverado, “y es fácil de entender: se quedan aquí y nos ayudan a que el desarrollo se produzca o, al menos, se posibilite en Castilla-La Mancha”.
 
El responsable de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha destacado que “se ha fijado un caudal de manera incondicionada de 8,65 m3 por segundo”, celebrando que “primera vez se ha tenido en cuenta a la España interior”. Gracias a ese caudal el río va a circular con agua de calidad y va a poder atender el abastecimiento humano, recordando que en Castilla-La Mancha también se necesita “agua para beber”.
 
En la inauguración de la depuradora, el presidente García-Page ha estado acompañado por el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo; el alcalde de Casarrubios del Monte, Jesús Mayoral; el delegado de la Junta en Toledo, Javier Úbeda; el director-gerente de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha, José Manuel Martín Aparicio; la directora-gerente de Infraestructuras del Agua de Castilla-La Mancha, Silvia Díaz; y el delegado de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural en la provincia de Toledo, Jesús Fernández.