viernes, 3 de febrero de 2023, 14:37

Nano: “Espero que el 2023 nos dé la oportunidad de pelear por algún título”

|

ACP 4762

FOTO: ACP-FSV


Nano es uno de los capitanes del Viña Albali Valdepeñas y a sus 32 años, y vistiendo la camiseta azulona por cuarto año consecutivo, se ha ganado el derecho de voz y voto en un vestuario donde se respira experiencia y veteranía por los cuatro costados y donde además, no tiene pelos en la lengua para llamar a las cosas por su nombre.


En medio de estos días de vacaciones y desconexión por la Navidad, el cierre de Puertollano tiene tiempo para atender su vida social y seguir su puesta a punto comandada por el preparador físico. Y es que a punto de terminar este 2022, es hora de hacer balance y análisis de lo que ha dado de sí este año donde, una vez más, ha habido cosas positivas y negativas que destacar.


“Le pongo un notable alto a este 2022 porque en el peor momento de esta temporada tiramos de casta de autoconfianza y hemos terminado el año quintos empatados con el cuarto y con el billete para la Copa de España. Pasamos de rozar el infierno a auparnos en play off, volver a clasificarnos para una nueva Copa de España y eso hay que valorarlo. Luego todo es relativo; hubo muchos cambios, vinieron caras nuevas, las ventanas internacionales nos mermaron y creo que el día de Betis fue un punto de inflexión, un antes y un después”, explicaba David Duque González.


Hablando del peor momento de esta temporada, se le cuestionaba a Nano si el día de Burela el equipo tocó fondo, a lo que el jugador del Viña Albali apuntaba que “el día de Burela fue un palo duro para nosotros, pero no fue un palo definitivo. Con el miedo y la ansiedad de volver a perder y meternos en un lío gordo, el día de Betis fue un antes y un después. Dijimos “podemos y queremos”, cambiamos la mentalidad y tiramos para adelante como un equipo”.


En este sentido, el 23 del Viña Albali, reconocía que “el mes de noviembre fue muy jodido, los resultados no llegaban y el banquillo parecía estar señalado pese al trabajo que estaba haciendo. Quizá no supimos recibir o entender el mensaje que quería el mister, pero cambió radicalmente, hicimos autocrítica, remamos como un equipo, siguió trabajando y los resultados están ahí. El vestuario estaba a muerte con él y la confianza se reflejó en los resultados. Una vez más, el tiempo le ha dado la razón”.


Sin lugar a dudas, el peor momento de Nano de este 2022, y de toda la parroquia vinatera, fue perder en la final de la Copa del Rey ante UMA Antequera. “La final contra UMA fue una de las decepciones más grandes de mi vida. Fue triste y doloroso en todos los sentidos y no quería que nadie me hablase. Dejó muy mal sabor de boca y me costó mucho digerirla. Espero que el 2023 nos dé una nueva oportunidad por pelear por esos títulos”.


Mirando al 2023 con los ojos de la ambición y de la ilusión, el jugador del Viña Albali Valdepeñas subrayaba que “a día de hoy nos hemos ganado el derecho de soñar y nos gusta que nos metan caña y afrontar nuevos retos, pero hay que valorar quiénes somos y de dónde venimos. Y a partir de ahí, hay que respetar al rival y saber en qué categoría estamos y el calibre de otros clubes que han hecho una inversión mayor. Hay que valorar muchas cosas y el equipo ha vuelto a demostrar que quiere y puede pelear con los grandes. No vamos a renunciar a nada, pero hay que valorar y entender el esfuerzo que está haciendo el club y la plantilla. Hace cuatro días estábamos antepenúltimos y hoy estamos en Copa de España. Parece todo fácil, como por inercia, pero tiene mucho mérito la progresión de este club que, por cuarto año consecutivo, se ha vuelto a meter en una Copa de España y que el objetivo de pelear por el play off por el título sigue intacto”.


Por último, Nano se mostraba muy agradecido a nivel personal. “Estoy muy contento de estar un año más en Valdepeñas. Espero y deseo que el 2023 nos traiga finales por un título. En lo particular estoy bien, me he recuperado de la lesión y he intentado poner mi granito de arena dentro y fuera de la pista. Con esta afición y con este vestuario todo es más fácil. Así da gusto”, subrayaba Nano.