viernes, 3 de febrero de 2023, 11:01

El cercado-bodega de Afrodisío

|

321060664 633493205241154 4714833907048717935 n



Magnifica y muy antigua portada de listones de madera hecha de forma artesanal y muy bien conservada y cuidada, que, posteriormente, fue ampliada en el centro, dado que, en un principio, era para el paso de carruajes: carros, galeras..., que eran más estrechos que los tractores y camiones, que daban acceso al cercado bodega del conocido y reputado agricultor-fue uno de los primeros socios e impulsor de la Cooperativa: "La Invencible", de Valdepeñas- y elaborador de vino de cosecha propia, Afrodísio González, íntimo amigo del gran poeta Juan Alcaide, que, cuando al terminar la guerra incivil fue suspendido de empleo y sueldo durante 2 años-se salvó de ser fusilado de milagro- y él-Afrodísio- se encargó de que el poeta valdepeñero no pasara hambre, ya que, le enviaba sacos de: patatas, lentejas, garbanzos, judías blancas, hortalizas, vino, aceite, entre otros alimentos, que tanto escaseaban en aquella época. Alcaide, en compensación moral, amistosa y económica, le dedicó su libro: "La trilogía del Vino", en 1947.


LA TERTULIA DE ALCAIDE EN LA BODEGA DE AFRODISÍO.


En la citada bodega tenían su tertulia Alcaide y su reducido grupo de amigos, incluido el amigo... que lo denunció a las autoridades franquistas por no ser adepto al Régimen, dado que, había publicado versos y prosas en el diario: "El Socialista"-entre otros periódicos de izquierda- y el libro en homenaje a García Lorca: "Mimbres de Pena", que publicó en Buenos Aires el: "Socorro Rojo Internacional" y cuyo prólogo era de Vicente Lillo Catalán, un alto cargo de la República, que ya se había exiliado a Méjico y le ofreció a Alcaide la dirección de un rotativo en la citada ciudad; oferta que Alcaide rechazó, como hizo con otras, dada su negativa a salir de su Valdepeñas y su confianza en que él no sería represaliado, ya que no había pegado ni un tiro en el conflicto bélico español, porque su labor en el frente fue ser profesor de un hijo del capitán de su batallón y escribir versos y prosas en el periódicos del frente, donde no se "mojó mucho", ya que era un republicano católico, que sólo quería una mejor vida para las clases más desfavorecidas, pero muy alejado de los aires comunistas que la guerra fue tomando, especialmente en el último año, cuando ya la mayoría sabían que la guerra estaba perdida para la República y hasta mi admirado don Manuel Azaña lo escribe en su libro: "La Velada de Benicarló", obra de teatro que vi en Madrid, en el María Guerrero.


HISTORIA VIVA.


El nombrado cercado-bodega de Afrodísio, sito en la c/. Francisco Morales-también conocida por c/. El Cristo- está repleto de historia y anécdotas y el Ayto. de la: "Ciudad del Vino" debería poner una pequeña placa que lo indicara, que tampoco cuesta tanto dinero y es un mínimo homenaje de recuerdo y admiración a Juan Alcaide, "El Poeta de La Mancha", que tanto la elogió y cantó en su obra poética, pero que, en vida fue crucificado por tirios y troyanos..., hasta el extremo de que escribió en uno de sus poemas: "Queredme en pago un día, porque toda esa luz de vuestra sombra es mía". 


www.joaquinbrotons.com