domingo, 5 de febrero de 2023, 06:28

Leticia Castillo: "También se puede comer sano en Navidad siguiendo la pauta del 80% sano y 20% caprichos"

|

Image0 (1)



Se puede disfrutar de la Navidad pero al mismo tiempo se puede comer sano. Es lo que asegura la nutricionista valdepeñera Leticia Castillo. Y es que en esta época del año la tendencia general entre la población es coger algo de peso debido a las comilonas a las que nos sometemos en estos días. Pero, aunque no es necesario privarnos de los caprichos, sí que hay que saber echar el freno y no comer hasta que no podamos más. Además, no dejar el ejercicio de lado estas semanas es primordial. Es lo que nos cuenta Leticia Castillo en esta entrevista.


¿Desde cuando lleva la consulta abierta? 


Llevo trabajando en mi consulta más de 12 años aquí en Valdepeñas. Además colaboro con otros grupos: empresas, colegios y centros que precisan el servicio de nutrición, como gimnasios o comedores y también realizando cursos y charlas de alimentación saludable para todos los públicos. 


¿Qué balance puedes hacer de este tiempo?


Totalmente positivo, a lo largo de estos años la alimentación va adquiriendo un papel más importante en el día a día y cada vez más gente se conciencia de su repercusión en nuestro organismo y aprenden que es la herramienta fundamental para cuidarnos, independientemente de los kilos de menos o de más, del valor de la báscula… que son los puntos menos significativos para mi. Aún así queda un largo camino por recorrer para conseguir que la enseñanza en alimentación/nutrición sea fundamental desde pequeños en la escuela y por supuesto en los años posteriores. Enseñar que la comida no es simplemente eso y que alimentarse de manera correcta va a ayudarnos al mantenimiento de todas nuestras funciones, a completar las diferentes etapas de la vida de manera más optima y que nutrición está muy lejos de las conocidas “dietas de adelgazamiento” es mi objetivo. 


¿Qué te caracteriza? 


¿Qué me caracteriza…? Intento inculcar a mis pacientes una relación sana con la comida, igual que hemos dicho que es una herramienta para estar sanos, por supuesto, es un placer y hay que saber combinar ambas partes para llevar una alimentación buena. No me gusta ningún extremo: no hace falta llevar una dieta 100% estricta en la que cualquier alimento no pautado nos haga tener culpabilidad por consumirlo ni tampoco la idea típica: “si total…” 


Es cierto que cuando se tiene unos objetivos concretos debemos ajustar esas pautas para conseguirlos. 


Trabajo de manera personalizada con cada paciente, teniendo en cuenta sus necesidades y sus gustos, el día a día y cualquier patología para que la alimentación sea específica en cada caso. Además de pérdida de peso también realizo dietas en embarazo y lactancia, alimentación enfocada a las diferentes etapas de la vida (mujer y ciclo hormonal, alimentación para la vida adulta, nutrición infantil) problemas digestivos e intolerancias, aumento de peso y también planificación de menús para toda la familia. 


¿Ahora que llega navidad… consejos? 


El primero: disfrutar. La Navidad es una época en la que hay comida en abundancia y es el modo de celebrar, tenemos que hacerlo pero se puede tener un poco de “cabeza”. Recordar siempre que no hay que comer hasta que no entre un bocado mas, sino lo contrario, cortarnos cuando aun no estamos hinchados. Vigilar también el consumo de azúcares y dulces: roscón, turrones, bombones, mazapanes, panettone… come lo que te guste y no pasa nada pero que no sea una lucha por acabar todas las tabletas de turrón. 


Movernos, estos días dejamos un poco de lado el ejercicio, es fundamental seguir activos para que no nos sintamos hinchados, abotargados ni saturados. Sigue con tus actividades: gimnasio, piscina, baile… y si no hemos comenzado a practicar ejercicio físico sal a la calle a caminar. 


¿Se puede comer sano en Navidad? 


Claro! Siempre podemos comer sano. Igual que en nuestro día a día aconsejo un 80% de buenos hábitos y un 20% de esos caprichos o alimentos que más nos gustan y que no son de consumo diario en estas fechas podemos trasladar esa idea y seguir con nuestros hábitos disfrutando de esos otros momentos en los que las comidas son diferentes. No podemos tener sensación de culpa ni preocupación porque no es nuestra pauta diaria. Lo que comamos en esos días no debe condicionarnos. Dicho esto no quiere decir que comer sea lo único que hagamos y cuidarse sienta bien. 


¿Cuando finalicen qué hacemos si hemos cogido peso? 


Como ya he dicho antes, al no ser nuestro estilo de vida, lo primero que debemos hacer es abandonar esos picoteos, la pérdida de horarios y descontrol de estas fechas. Podemos comenzar quitando los dulces y aperitivos, no pasa nada por no comer durante unos días nada de estos productos. Retomar nuestras comidas con una base de verduras y frutas, legumbres, pescados…nuestras querida dieta mediterránea y recuperar el consumo de agua que será más que necesario. 


Y siempre que se necesite unas pautas más concretas y/o específicas acudir a un nutricionista, un profesional sanitario especializado en alimentación que tendrá en cuenta las necesidades particulares de cada uno, así como, otros factores que puedan interferir en el inicio de pautas de alimentación como son: patologías, intolerancias, alergias o restricciones, la actividad y el tipo de ejercicio que se practique o no o la etapa de la vida en que uno se encuentre. 


¿Donde te pueden encontrar? 


Desde la clínica de Nutrición Leticia Castillo estaré encantada de asesorar y ayudar a cualquier persona que desee alcanzar unos objetivos o aquellos que busquen comenzar un estilo de vida más saludable y no sepan cómo empezar. 


La clínica esta en la calle Seis de Junio 37, 1J. Puedes pedir cita a través del número de teléfono 640 73 90 25 o por e-mail: nutricionista.let@gmail.com