jueves, 2 de febrero de 2023, 01:36

Ecologistas en Acción insta al Ayuntamiento de Valdepeñas a cuidar los árboles jóvenes del municipio

|

Arbolsecocerrosblas




Ecologistas en Acción insta al Ayuntamiento de Valdepeñas a cuidar los árboles jóvenes del municipio, así como a plantar más árboles de sombra en el centro, en lugar de simplemente reforestar las zonas periurbanas.


En referencia a las declaraciones de José Antonio Elola sobre las reforestaciones que el Ayuntamiento ha llevado a cabo en parcelas rústicas municipales y caminos cercanos a la localidad, nos gustaría puntualizar que, aunque estas prácticas son necesarias, cabe preguntarse qué sentido tienen tales plantaciones si después, no hay un seguimiento de las mismas con suficiente riego y nutrición.


Un claro ejemplo, precisamente, es el cerro de San Blas, donde el Ayuntamiento a anunciado estos días que ha puesto unas decenas de plantones de pino, cuando no ha regado en todo el verano los árboles jóvenes en el mismo cerro, con el resultado que estos se encuentran en un estado deplorable o ya muertos. No hay más que subir al cerro y oír las motosierras que en estos días están cortando todos los árboles jóvenes muertos por falta de riego.


Por otro lado, debemos insistir en que donde hacen falta más árboles en Valdepeñas es en las calles y zonas verdes del centro. No es sino maquillar una situación deplorable, mostrar en los medios de comunicación que se hacen reforestaciones, mientras se sigue eliminando arbolado urbano y descuidando los jóvenes especímenes.


Resultan ciertamente poco agradables las declaraciones vertidas por Elola en valdepenas.es, “si hay que eliminar un árbol, se elimina. Pero si quitamos seis ponemos doce”. Expresan una profunda falta de respeto por los seres vivos, concebidos como mobiliario (talar debe de ser siempre la última opción) y por una población que necesita la sobra para aguantar los prolongados meses de calor.


Además, de ninguna manera la eliminación de un árbol maduro se compensa con la plantación de dos arbolitos jóvenes de vivero, más aún cuando esta sustitución se realiza en un punto distinto. Cualquier árbol, aún en las especies de crecimiento más rápido, necesita lustros en alcanzar un porte que les permita dar una buena sombra, algo cada vez más necesario con las recurrentes olas de calor. La buena praxis urbanista exige la plantación de un mínimo de cinco arbolitos jóvenes por cada árbol maduro que haya sido talado (pero solo cuando es absolutamente necesario y de acuerdo a un estricto protocolo), ubicados, a ser posible, en las cercanías del árbol eliminado.


Desde Ecologistas en Acción quedamos a disposición del Ayuntamiento de Valdepeñas para asesorarles, tal como ya hicimos en ocasiones previas, sin ningún resultado.