miércoles, 8 de febrero de 2023, 11:26

Cuarta derrota consecutiva para el Viña Albali Valdepeñas

|

TFF09719 min



Mal día para el Viña Albali Valdepeñas. Otro más. Y es que el equipo de David Ramos encajó su cuarta derrota consecutiva en liga después de caer en fortín del Palau d’ Esports de Son Moix ante un Palma con la flecha para arriba y que está de dulce. El equipo vinatero se fue al descanso con un contundente 3-0 después de la expulsión de Solano que marcó un punto de inflexión en el encuentro. Para colmo, la semana difícil para los de Ramos después de no contar con los internacionales, se tradujo en un nuevo varapalo.


Se presentaba a la cita el Viña Albali con las bajas de última hora de Lolo y de Bynho. Además, con Abbasi en periodo de adaptación, y con un Palma en su momento dulce, el partido se antojaba difícil. Sin embargo, a los dos minutos avisó el Viña Albali por partida doble. Primero fue Solano el que lo intentó desde lejos con un fuerte disparo que repelió Luan Muller. Acto seguido era Lemine el que lo intentaba, algo forzado, con la misma suerte.


Apenas habían transcurrido siete minutos cuando la intensidad sobre la pista se vio reflejada en el casillero de faltas. Y es que el Mallorca Palma se puso con cinco faltas sin apenas darse cuenta. La más clara del equipo de Antonio Vadillo llegó a los ocho minutos tras una buena jugada de Cainan por la derecha que sirvió en la misma línea de gol, pero el iraní Tayebi erró en la más clara hasta el momento. Solano, para los vinateros, volvió a avisar con un fuerte disparo raso, pero aparecieron, de nuevo, los reflejos de Muller.


Llegados al ecuador de la primera mitad, los dos equipos se pusieron con cinco faltas en un partido que, por momentos, parecía un correcalles por la intensidad que había sobre la pista. Edu, de los más activos, se tuvo que emplear a fondo en cuestión de dos minutos para evitar el primer tanto, pero ni Marlon, por partida doble, ni Rivillos, en otra doble ocasión, pudieron con el portugués. Mientras tanto, Solano era el que más inquietaba a Muller.


Debutó Abbasi con la elástica azulona en un partido que fue de menos a más. A cinco del descanso, el iraní tuvo una buena acción, pero su disparo se fue rozando el palo.


Tres minutos para olvidar


En la recta final del primer tiempo, el partido se volvió loco. Primero, porque Palma fue el primero en abrir la lata con un disparo de Cleber que tocó lo justo Saldise, pegadito al palo, para establecer el 1-0. Y luego, porque el Viña Albali se quedó con uno menos por la expulsión de Solano en una acción con el banquillo local. Esa superioridad la supo aprovechar el equipo de Antonio Vadillo y Cleber, de tremendo zapatazo, ponía el 2-0 a uno para el descanso.

Y fue mucho peor para el equipo de David Ramos porque Moslem, en el último minuto, ponía el 3-0 con un fuerte disparo desde la lateral tras un bonito contraataque. Un jarro de agua fría para los de Valdepeñas. Lemine y Abbasi pudieron haber maquillado el marcador, pero Luan Muller se estiró con reflejos.


De menos a más


En el segundo tiempo, el Viña Albali Valdepeñas fue de menos a más. Y eso que empezó gris tras la vuelta de vestuarios. Para colmo, en ocho minutos, y sin haber pasado nada del otro mundo, los de David Ramos se pusieron con cinco faltas.


Tayebi, para Palma, fue el primero en avisar por partida doble, pero Edu estuvo atento. Reaccionó el Valdepeñas y Bateria y Abbasi lo intentaron con sendas acciones, pero no fueron capaces de meter a su equipo en el partido.

Así, hasta que en el ecuador de la segunda mitad, Bateria metía en el partido a los suyos tras una buena dejada de Lazarevic. El brasileño la pegó con todo y subía el 3-1 al marcador. Siguió en su empeño el equipo de David Ramos y, justo antes de sacar a Claudino para el juego de cinco, Mancuso fusilaba a Edu tras un desorden defensivo.


Emoción hasta el final


Con el 4-1, el técnico madrileño se decidió por el juego de cinco y tenía siete minutos para intentarlo. Bateria, con ayuda de Marlon, ponía el 4-2 y cierto murmullo en la grada del Palau. Con Palma algo tocado, surgió Lazarevic para sacarse un misil y poner el 4-3 y toda la emoción al partido. En medio del cambio de quintetos entre ataque y defensa, Batería pudo hacer el empate a cuatro, pero le faltó una pizca de suerte.


Lo intentó el Viña Albali hasta el final ante un Palma que se defendía como gato panza arriba. Sin embargo, en el último segundo, y tras un rechace, Eloy Rojas firmaba el definitivo 5-3 en un partido donde los de David Ramos fueron de menos a más, pero se vinieron de vacío de las Islas Baleares para firmar su cuarta derrota consecutiva.


El próximo martes, el Viña Albali Valdepeñas viajará a Burela para tener una cita con la Copa del Rey. Será el próximo sábado, cuando los de David Ramos intenten resarcirse ante el Betis y comenzar la escalada.