viernes, 3 de febrero de 2023, 10:22

Valdepeñas recibe la I Jornada de Convivencia de los Niños Refugiados de Ucrania

|

IMG 20221108 WA0003



El domingo pasado Valdepeñas ha reunido a casi 50 niños refugiados de Ucrania y sus familias en la Primera Jornada de Convivencia. Esta iniciativa ha sido posible gracias a las empresas e instituciones locales, asociaciones de diferente temática y las personas que empatizan con la causa del pueblo ucraniano.


Los niños ucranianos han venido desde Ciudad Real, Miguelturra, Socuéllamos, Carrizosa, Villarrobledo y, por supuesto, desde la propia Ciudad de Valdepeñas. En total, se reunieron más de 100 ucranianos y sus amigos de las asociaciones organizadoras.


Nuestro oasis verde, el parque de Cervantes, ha sido el punto de reunión de los pequeños para jugar libremente, practicar los deportes divertidos, dibujar con las tizas y en todo momento disfrutar de la compañía de los suyos, hablando su idioma natal, compartiendo las experiencias y estableciendo nuevas amistades.


Cruzando la avenida de Los Estudiantes, pasamos al recinto de la CEPA Francisco de Quevedo donde los niños y adolescentes hicieron un taller de pintura patrocinado por la asociación La Cometa de Valdepeñas. Con las pinturas han coloreado los cuadros de la pintora ucraniana María Pryimachenko: los animales mágicos han cobrado la vida con la fantasía infantil. También han elaborado una guirnalda donde cada pieza estaba hecho con las manos de un niño ucraniano. Vamos a regalar esta cadena simbólica a Javi y Araceli, los fruteros de “Frutería la Felipa” del Valcentro que han apoyado mucho este evento.


La jornada duró más de 6 horas y, lógicamente, los participantes necesitaban almorzar. La asociación Duelos y Quebrantos elaboró una paella solidaria. El chef José María y otros voluntarios de Los Duelos dedicaron todo el día del domingo para cocinar un plato riquísimo. Para muchos de los ucranianos ha sido su primera paella en España y estaban fascinados con todo: tanto con el proceso de la elaboración de la receta, como con su sabor. Les ha hecho mucha ilusión que la gente dedicara un domingo familiar a un evento solidario por la gente ajena.


La asociación de comercio y servicios Valdepeñas Comercial ha sido el patrocinador principal de La Jornada de Convivencia de los niños refugiados de Ucrania. Como siempre, las empresas locales han mostrado su solidaridad y apoyo a las personas en esta situación difícil. Trabajando con los refugiados, les recomiendo acudir al negocio local: comprar en una tienda local no solo proporciona servicio de máxima calidad, sino trato humano. Recuerdo los peores tiempos de la pandemia, cuánto ayudó el comercio de la ciudad a los vecinos. Entrega a domicilio, aunque sea tan solo una barra de pan, las palabras de apoyo, la sonrisa debajo de la mascarilla. Cuando la guerra demoledora ha venido a Ucrania, las PyMes de Valdepeñas se han volcado para mandar la ayuda humanitaria de alimentos, medicamentos, menaje y ropa.


Para conocer a sus compatriotas refugiados ha venido un grupo de los ucranianos de Villarobledo. Unidos por la ASORECAST, la asociación de los ucranianos de Castilla La Mancha, esta gente está ayudando a Ucrania desde su nueva patria. Y esta vez han traído el mensaje de apoyo, una tarta enorme y un mini concierto de canciones folclóricas. Todos juntos hemos cantado el himno de Ucrania, cuyas palabras “vamos a poner nuestra alma y cuerpo por la libertad” como nunca suena potente. Era tremendamente conmovedor ver a los pequeños refugiados poner la mano en el corazón y escuchar sus cantos desafinados pero sinceros – los peques han puesto todo su ímpetu, toda su nostalgia y amor a las tierras natales a través de sus voces. Los adultos a veces nos callábamos por el nudo en la garganta… Pero en ningún momento hemos olvidado que la Jornada estaba dedicada a la felicidad de nuestros hijos.


En el parque de Cervantes nos esperaban los amigos españoles de las asociaciones la Alegría de la Huerta y APAFE que prepararon un festín de merienda para los peques. La merienda de la fruta de Javi y Araceli y las magdalenas de Coronado estaba elaboras con amor especial: la mesa parecía un bodegón real. los niños ucranianos estaban fascinados por tal banquete. Y las madres aún más, preguntándose ¿cómo puede ser que coma la fruta con tantas ganas, incluso las cosas desconocidas para su paladar? Pues sí, la comida sana entró por los ojos: las brochetas de fruta, los erizos hechos de pera y uva, la decoración de la mesa – ha sido una obra solidaria y de arte.


Las tizas de colores entre las pequeñas manos de algunos refugiados han pintado el cielo pacífico en el asfalto. Otros se dedicaron a los juegos deportivos. Otros se columpiaban junto con los niños valdepeñeros aprovechando la tarde del domingo. Ha sido tan fluido que hemos perdido la noción del tiempo. ¿Y la foto del grupo? Se nos ocurrió ya al atardecer, cuando algunos ya se fueron para sus casas lejanas… Sin olvidar de los demás, hemos plasmado el último momento feliz de La Primera Jornada de Convivencia de los Niños Refugiados de Ucrania.


Valdepeñas, como muchas veces, ha sido pionera en una iniciativa muy bonita e importante. Agradecemos las facilidades que nos prestó el Ayuntamiento de la Ciudad y esperemos que este ejemplo positivo contagie a otras localidades.


Los refugiados han mandado su profundo agradecimiento no solo a Valdepeñas, sino a todo el pueblo español que se volcó para ayudar a Ucrania en este momento dramático. A lo mejor, España no es el país más próspero del mundo, pero sí el más solidario y sensible a la tragedia de los demás. ¡Diákuyem! 


IMG 20221108 WA0007

IMG 20221108 WA0004

IMG 20221108 WA0005

IMG 20221108 WA0008

IMG 20221108 WA0006