miércoles, 7 de diciembre de 2022, 17:03

Los gobiernos de Castilla-La Mancha y Croacia estrechan relaciones y el hermanamiento entre las Lagunas de Ruidera y los Lagos de Plitvice

|

Croatas ruidera1



Una delegación del Gobierno de Croacia ha visitado hoy el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera en devolución de la visita que el presidente de Castilla-La Mancha y varios miembros de su gobierno realizaron en junio al país balcánico y en la que se suscribió el hermanamiento entre las lagunas y el Parque Nacional de los Lagos de Plitvice.

A su llegada al Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, la delegación croata, encabezada por el director general de Protección de la Naturaleza del Ministerio de Economía y Desarrollo Sostenible, Igor Kreitmeyer, ha sido recibida por el director general de Medio Natural y Biodiversidad, Félix Romero, y por la delegada de la Junta de Comunidades en Ciudad Real Carmen Teresa Olmedo.

Los representantes de la Administración regional les han explicado que el Gobierno de Castilla-La Mancha está realizando una importante apuesta por la transformación y desarrollo económico de las Lagunas de Ruidera para fomentar un turismo más sostenible en los próximos años y la conservación de este gran espacio natural protegido que este año ha recibido ya más de 570.000 visitantes, “y algo importante, de ellos 120.000 fuera de la época estival, que es lo que queremos impulsar”, ha apuntado Olmedo.

Además, motivo de la celebración del Día Internacional contra el Cambio Climático, que se conmemoró ayer, se señalado el importante papel de humedales como las Lagunas de Ruidera, como aliados para afrontar el reto de mitigar el cambio climático. Con este objetivo, desde la región se han invertido 4,5 millones de euros para impulsar la gestión de uso público y los valores del parque.

Más de 1,5 millones de esta inversión se han destinado al nuevo centro de interpretación inaugurado en abril y por el que ya han pasado más de diez mil personas; dos millones de euros para la digitalización y la modernización del equipamiento de uso público, casi un millón más para la mejora de las carreteras del parque en colaboración con las diputaciones de Ciudad Real y Albacete y 125.000 euros para la nueva base del retén de incendios forestales.


A estas inversiones hay que sumar el trabajo para desarrollar el nuevo Plan de Uso y Gestión con la transformación de las carreteras provinciales AB-613 y CR-650, el proyecto piloto de regulación del acceso al mismo, el servicio de transporte público implantado en pruebas este pasado verano con autobuses gratuitos desde los municipios de Ruidera y Ossa de Montiel, que han utilizado cerca de 1.800 personas, y la creación de aparcamientos disuasorios.

Según la delegada de la Junta de Comunidades en Ciudad Real, estas inversiones persiguen “preservar la sostenibilidad de las Lagunas de Ruidera para las personas que las visitan, pero, sobre todo, para las que viven en el parque natural y por eso estamos volcando nuestro esfuerzo en el mantenimiento de nuestra población en el medio rural”.


Visita a Croacia


Durante su visita a Croacia en junio el presidente García-Page anunció la intención de que, además del hermanamiento, los gobiernos de Castilla-La Mancha y Croacia trabajarán en un proyecto conjunto en defensa del medio natural con la intención de poderlo presentar ante la Unión Europea el año que viene, por lo que el viaje que los representantes de la administración croata iniciaron ayer por la región está sirviendo para seguir avanzando en esta iniciativa compartida.

Así, técnicos de ambas administraciones están intercambiando conocimientos y compartiendo experiencias relacionadas con la conservación de la naturaleza, la mitigación y adaptación al cambio climático, manejo de especies invasoras, gestión forestal y lucha contra los incendios forestales, entre otras materias.

Las Lagunas de Ruidera y los Lagos de Plitvice son los únicos lugares de Europa que tienen unas formaciones geoformológicas similares y muy particulares que son las barreras travertínicas, que forman a su vez las lagunas en ambos países. Estas barreras se forman por un proceso de precipitación del carbonato del agua que lleva unas sustancias en su interior. Por la propia evolución, incluso por bacterias y otros elementos biológicos poco a poco se forman y, en el caso de Ruidera, se ha necesitado en torno a diez mil años para la formación de algunas de ellas.

Estas similitudes son las que han favorecido el hermanamiento y, cómo se apunta desde la Consejería de Desarrollo Sostenible, el apoyo de la UE a la puesta en marcha de proyectos conjuntos de investigación porque “las instituciones europeas promueven la colaboración entre administraciones y entre estados miembros y es importante para nosotros trabajar de la mano con otro espacio natural protegido, similar en cuanto a sus características hidrogeomorfológicas y con formaciones similares y muy valiosas como son las barreras tobáceas”.

En este sentido, el director general Medio Natural y Biodiversidad ha señalado que el mantenimiento y restauración de estas barreras va a ser uno de los ejes del proyecto de cooperación que van a desarrollar los gobiernos de Croacia y de Castilla-La Mancha.