miércoles, 7 de diciembre de 2022, 17:16

Jesús Martín recoge la Medalla al Mérito Cultural a la Conservación y Difusión otorgada al Centro de Interpretación Cerro de las Cabezas

|

221022 va jm



El alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, ha recogido hoy en Torrijos (Toledo) la Medalla a la Conservación y Difusión del Patrimonio que ha hecho entrega el Gobierno de Castilla-La Mancha al Centro de Interpretación del Parque Arqueológico Cerro de las Cabezas.


El regidor municipal agradecía esta distinción que premia al centro por ser un complejo comprometido con la divulgación, la mejora de sus infraestructuras y con conectar el asentamiento Íbero con la realidad social de la comunidad autónoma. En este sentido ha destacado también la sensibilidad que hace 40 años tuvo el entonces alcalde de Valdepeñas, Esteban López Vega, así como sus predecesores hasta el día de hoy, que han hecho posible que el conjunto arqueológico haya logrado recientemente la catalogación de Parque Arqueológico.


“Todos hemos trabajado en mantener ese tesoro que no es nuestro, forma parte del patrimonio nacional y si me apura del Europeo, porque si algún ciudadano del mundo que quisiera saber cómo eran los españoles de los 500 años a.C., el único yacimiento puro, que no fue colonizado, está en Valdepeñas”, manifestaba Jesús Martín.


El centro de interpretación del yacimiento ibero del Cerro de las Cabezas fue remodelado en 2018 con un nuevo lenguaje museográfico con una inversión de 120.000 euros.


La remodelación consistió en un cambio del modelo pedagógico y del conocimiento científico y conceptos como la sostenibilidad. Se aprovechó la estructura octogonal del centro de interpretación, con una superficie cercana a los 900 metros cuadrados, se actualizó todo el material fotográfico y textos, que pasaron a ser bilingües, con un vocabulario actualizado y títulos con un lenguaje más cercano al público.


Además, todo el circuito informático y eléctrico se cambió a tecnología LED y se adaptó la pedagogía a un público tanto adulto como infantil y las pantallas se hicieron accesibles para personas con movilidad reducida. También se utiliza un lenguaje inclusivo para personas invidentes.