martes, 29 de noviembre de 2022, 21:23

83 Exposición Internacional de Valdepeñas

|

308833588 1482001538982778 6435230467928499936 n



Hasta el 2 de octubre se puede ver en los salones de exposiciones del Centro Cultural: "La Confianza", en la: "Ciudad del Vino"-mi patria chica- la: "83 Exposición Internacional de Artes Plásticas de Valdepeñas"- Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes-, que está compuesta por las 78 obras seleccionadas por el jurado (pintura, escultura...) de las 309 obras que han recibido en total de diferentes países.


EL JURADO.


El jurado ha estado formado por importantes personalidades del mundo del Arte, como: Rosina Gómez Baeza -Medalla de Oro al Mérito a las Bellas Artes-, Belén Herrera Ottino -Directora de la Galería de Arte Marlborough, de Madrid; Guillermo Solana Díaz -Director Artístico del Museo Thyssen-Bornemisza, de Madrid- y Esther Pizarro Juanas -Ganadora de la Pámpana de Oro en la 61 edición de dicha muestra-, entre otras, siendo el Presidente de Honor D. Jesús Martín Rodríguez (Alcalde del Consistorio) y Presidencia Dª. Vanessa Irla Uriarte (Teniente de Alcalde de Cultura y Turismo).


ARTISTA INVITADA.


La artista invitada ha sido la prestigiosa creadora Soledad Sevilla (Valencia, 1944), que estudió en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Jorge, de Barcelona. Su currículum es tan amplio y diverso, que es imposible incluir en esta breve reseña, dado que sería necesarios varios folios.


LA EXPOSICIÓN.


En la muestra hay de todo, "como en la viña del señor", hasta cepas locas..., que añado yo. Abunda el llamado Arte Contemporáneo y escasea el verdadero realismo bueno, aunque algunas telas y esculturas hay, entre las que merecen destacar los trabajos de :Teresa Moro, Paco Díaz, Gonzalo Sicre, Elena Martín Zaro, Almudena Rodríguez, Verónica Bueno Salgado, Alexis Díaz, Amelia, Mendívil Blanco, Rodrigo Romero Pérez...


Me ha encantado el conjunto de obras que éste año ha seleccionado el jurado y se cuelgan de artistas valdepeñeros o afincados en mi ciudad-isla, mí ínsula báquica, mi Atenas, mi Alejandría..., entre otros: Bernabé Gilabert (Premio Fondo de Adquisición de obra de la Diputación Provincial), Aurora Cid, Javier Tercero, pero, especialmente, me ha gustado mucho el óleo sobre lino: Loa a la tierra, de mi paisana Cristina Megía, una creadora nata que, pese a su juventud, ya ocupa un importante lugar en el complejo y delicado mundo del Arte, donde muchos son los llamados y pocos los elegidos...


También, me han sorprendido por su belleza y originalidad algunas de las esculturas- disciplina artística que siempre suele ser más minoritaria en las exhibiciones de Arte-, particularmente las de: Fernando Suárez Reguera, Miguel Ángel Martínez García, José Manuel Martínez, Vicente Ajenjo, Adrián Carra, Meva...


BIENVENIDA.


Bienvenida sea a la cuna de Gregorio Prieto y Francisco Nieva esta muestra de Arte Contemporáneo, que todos los años suele ser muy visitada por los amantes del Arte y que, en esta ocasión, también lo será, dada la alta calidad de muchas obras, aunque siempre se cuela algún petardo...


Además, ya que está en la Ciudad del Vino y la Cultura puede aprovechar para visitar también el Museo Municipal, el Yacimiento Ibérico del Cerro de las Cabezas, el Museo del Vino, el Museo-Fundación: Gregorio Prieto, junto a algunas bodegas centenarias o más actuales y que previa cita, pueden contemplarlas, así como, igualmente conocer su magnífica hostelería: Bares, tabernas, mesones... en la que poder degustar sus espléndidos vinos blancos, tintos y rosados, acogidos a la DO: Valdepeñas, hasta donde el vino es Arte báquico, que elogiaron escritores de la talla de: Alejandro Dumas, Larra, Unamuno, Richard Ford, Luis Buñuel y el abogado, juez, cronista oficial de Madrid, colaborador del diario: "ABC" y escritor costumbrista, Antonio Díaz Cañabate, que, en su libro: "Historia de una taberna" (Espasa-Calpe. Madrid, 1947) elogia los vinos que elaboraba Francisco Brotons Gonzálvez- padre del autor de esta crónica-, en las bodegas familiares fundadas por mi abuelo Joaquín Brotons Fenoll, en Valdepeñas, en 1920, cuya denominación era: "Bodegas de Matías Brotons, Hermanos y Cía", hasta la muerte de mi yayo, que pasaron a llamarse: "Bodegas de Matías Brotons y Hermanos", y, en 1977 su denominación cambió a: "Matías Brotons, sociedad anónima", pero perteneciendo siempre el accionariado a la familia Brotons, hasta su cierre definitivo en 1992, cuando ya habían fallecido todos los miembros de la primera y segunda generación de bodegueros y elaboradores de vinos cuya marca más destacada era: "Vinos Brotons", entre otras.


www.joaquinbrotons.com