miércoles, 8 de febrero de 2023, 11:55

Jorge Cruz: "Valdepeñas es nuestra ciudad de las artes, así que qué mejor que seguir trabajando allí"

|


IMG 20220914 WA0003



'Así aprendí a quererte' es el título del primer musical que dirige Jorge Cruz, un joven valdepeñero, estudiante de Interpretación, que, junto a un grupo de amigos de Valdepeñas y de Madrid ha decidido crear esta obra que está ambientada en la Ciudad del Vino. De hecho, está "personalizada" para Valdepeñas, tal y como él mismo nos cuenta en esta entrevista, donde reconoce estar bastante nervioso ante el estreno, que será este sábado 17 de septiembre a las 20:00 horas en el Teatro Auditorio Municipal Francisco Nieva, aunque al mismo tiempo muy ilusionado. Las entradas se pueden adquirir en La Confianza por 5 euros o en la taquilla del teatro una hora antes de la representación.



¿Cómo surge crear este musical?


Terminé el curso en Madrid y tenía ganas de hacer algo en Valdepeñas y para Valdepeñas. Yo ya había hecho teatro en Valdepeñas con el grupo de teatro Broadway, el grupo de teatro Lorenzo Medina y musicales con el Conservatorio. Ahora estoy estudiando Interpretación y entre mis amigos de clase y mis amigos de Valdepeñas, con los que hacía de pequeño teatro allí, se me ocurrió que por qué no hacer algo en Valdepeñas en septiembre. Lo que sí pensé es que estuviera muy relacionado con Valdepeñas.


¿Qué vamos a ver sobre el escenario?


La obra es un musical que cuenta la historia de Rosa, interpretada por Sofía Pozo Valero, de Valdepeñas. Es una madre joven y soltera y su hija, Sandra, de 10 años, interpretada por Isabel Mesta, que es de Infantes pero como si fuera valdepeñera, padece la enfermedad de la piel de mariposa, que no tiene cura. Entonces Rosa quiere conseguirle un tratamiento experimental pero es muy caro. Y en la obra vamos a ver si consigue o no el dinero para poder pagarlo. En todo eso estará acompañada por sus compañeros de trabajo.


¿Y qué relación tiene la obra con Valdepeñas? ¿De qué manera está presente?


El musical está ambientado en Valdepeñas pero vamos a ver un Valdepeñas diferente. La acción se desarrolla en la pastelería Pilar, que también es diferente. Es como si fuera un Valdepeñas paralelo a la realidad. Allí trabaja Rosa con sus compañeros, Vanessa, interpretada por Sofía Lorenzo, que es de Madrid; Marcos, que interpreto yo; y un jefe un poco exigente, Teodoro, interpretado por Senipaifos. Así, Rosa se embarca en este viaje para tratar de conseguir ese tratamiento experimental.


¿Cuántas personas formáis el elenco?


Somos en total 11 personas.


¿Y cuánto tiempo te ha llevado prepararlo todo?


Lo escribí a principios de junio y empecé a montarlo a principios de julio. Así que unos dos meses para darle forma a todo el proyecto hasta hacerlo realidad.


¿Dónde se pueden comprar las entradas?


Las entradas están a la venta en el centro cultural La Confianza por 5 euros y en la taquilla del Teatro Auditorio Municipal desde una hora antes del inicio de la representación.


¿Cómo animarías a la gente a que vaya a ver el musical?


No hay nada mejor que entretenerse viendo un musical, buen teatro, buena cultura, y más aún si es plenamente valdepeñero y lleno de referencias de nuestro pueblo y que entiende nuestro pueblo. Está muy personalizado para Valdepeñas. Las bromas, las escenas... Si se hiciera en otro lugar de España, no se entendería.


¿Y cómo te sientes ante este estreno?


Estoy bastante nervioso. Es lo primero que he hecho como director. Y también participo como actor. Es un trabajo muy sacrificado, donde se van muchas horas de sueño, un rompecabezas, pero al mismo tiempo estoy muy ilusionado porque tengo un equipo maravilloso que se ha volcado para ayudarme en todas las especialidades que se tocan en el teatro musical, como las coreografías, las canciones...


¿Después de este musical vendrán más?


Espero que sí. Que esto abra puertas para poder mostrar a Valdepeñas de lo que somos capaces.  No nos cansamos de hacer teatro y más en nuestro pueblo. Desde pequeños hemos agradecido la buena cultura que hay en Valdepeñas. Es nuestra ciudad de las artes, así que qué mejor que seguir trabajando allí.