jueves, 2 de febrero de 2023, 03:28

La Virgen de Peñarroya reanudó su recorrido por los barrios solaneros

|

La patrona sale de Santa Catalina, rumbo al barrio de La Calzada




La tarde era plomiza, pero la temperatura perfecta. A las 6 de tarde salió la Virgen de Peñarroya desde la parroquia de Santa Catalina para iniciar la visita prevista en el programa de este año, y lo hizo muy bien arropada por ciudadanos de a pie, cuyo número aumentaba a medida que el recorrido avanzaba en su trayecto callejero. La patrona viajó en andas, transportada por fieles que se iban relevando durante el camino.

Hacía tres años que esta costumbre, relativamente nueva en el tiempo, no se celebraba por razones obvias. Pero la pandemia ya no es un impedimento y la cofradía incluyó en la Semana de Exaltación la salida de la imagen para visitar distintas barriadas. Este año, turno para La Calzada.

La primera parada fue en el Cristo del Amor, donde había situado un primer altar junto a la puerta de la ermita. El cortejo siguió callejeando hasta enfilar rumbo al barrio de La Calzada, donde se celebró la misa de campaña, previo rezo del rosario, con lleno en las sillas instaladas para la ocasión. El oficiante fue el párroco de Santa Catalina, Benjamín Rey, que en su homilía destacó las virtudes del sentimiento mariano y la acertada idea de acercar a la patrona al pueblo con salidas de esta naturaleza.

De regreso, la Virgen de Peñarroya subió hasta el monasterio de San José, donde residen las monjas dominicas. Allí, en la clausura conventual, pasó la noche, tal como estaba previsto. Ya en la mañana de este miércoles, se han rezado laudes a las 7,30 de la mañana en el propio monasterio y está previsto que la imagen permanezca allí hasta su regreso a la parroquia, que tendrá lugar tras el rezo de vísperas, a las 7 de la tarde.