lunes, 3 de octubre de 2022, 17:59

La coral Maestro Ibáñez se despide de doña Inés con un comunicado

|

Foto Inés Ibáñez



El jueves 11 de agosto nuestra directora, Inés Ibáñez, cuando las fugaces nos visitaban, se montó en una de ellas y se fue camino del cielo; allí ya le han encargado dirigir un “coro de ángeles” en el que estarán muchos de los nuestros. Nosotros nos quedamos huérfanos, inmensamente tristes por su perdida, pero muy felices porque ella pasó por nuestra vida.


Inés ha tenido la gran suerte de tener una dilatada carrera musical, un reconocimiento en vida a todo su trabajo, el afecto de su pueblo y una muerte como ella le pedía a la Virgen: se quedó durmiendo tranquila en busca de la eternidad.


Desde su coro queremos agradecer:


A la familia Ibáñez, a los sobrinos de la señora, por darnos la autorización y ser copartícipes de la organización del sepelio tal y como ella siempre nos decía.


Al Ayuntamiento de Valdepeñas, en la persona de su alcalde, Jesús Martín, a la Concejalía de Cultura y a su titular, Vanessa Irla, y al Director de los Servicios Culturales, José Javier Pérez Avilés, por su ayuda y acompañamiento en las honras fúnebres de Inés.


A la Policía Local de la ciudad por ordenar el tráfico y permitirnos bajar por la calle con el cortejo.


A nuestros “hermanos” de la Agrupación Musical “Maestro Ibáñez”, a todos sus músicos, a su Junta Directiva y, en especial, a su director, Carlos Ramos Regidor, que nos acompañaron en todo momento en el adiós de Inés y dieron realce al funeral con su música.


A los hermanos Nájera, Víctor y Marcos, y a la esposa del primero, que acompañaron nuestras canciones haciendo sonar el órgano parroquial de forma magistral.


A la Iglesia Nuestra Señora de La Asunción, a sus sacerdotes, Enrique y Ángel, y a Paula, por el oficio realizado.


Al resto de parroquias valdepeñeras por las misas y rezos por el alma de Inés.


Al Asilo de Nuestra Señora de los Desamparados donde siempre hemos encontrado una puerta abierta y a los Padres Trinitarios que tantas veces fueron a visitarla y se unieron a su funeral.


A los medios de comunicación locales, provinciales y regionales por dar cobertura a la noticia del fallecimiento de nuestra directora.


A todos/as vosotras y vosotros que os quisisteis unir a nuestro dolor mostrándonos vuestra condolencia y acompañándonos con vuestra oración.


De corazón y a todos muchísimas gracias, ella, allí en el cielo, está feliz y contenta por vuestro sentir y “andará enredando” a su padre para que le escriba música para ensayar.


Muchas gracias. Descansa en paz, maestra.