miércoles, 5 de octubre de 2022, 14:29

David Ramos: "Por mucho que algunos se piensen que somos el PSG, somos el Viña Albali Valdepeñas"

|

DSC 8830



Comenzó a rodar el Viña Albali Valdepeñas y lo hizo con David Ramos al frente de la nave vinatera una temporada más. Papel en mano, con semblante serio y siempre observador y calculador, el técnico madrileño dio el pistoletazo de salida a una pretemporada que se presenta exigente, difícil e ilusionante, pero siempre con los pies en el suelo.


“Se presenta otro año muy bonito, con muchas ganas. Estamos motivados y entusiasmados por seguir superándonos, por seguir intentando hacer vibrar a los nuestros, hacerles soñar, generar ilusión y con muchas ganas de empezar”, señalaba el madrileño en primer lugar.


Valorando la nueva campaña que está a punto de arrancar, David Ramos volvió a abogar por la paciencia, por el respeto y por tener los pies en el suelo. “Me parece excesivo que la gente hable que tenemos que optar a ganar un título a estas alturas, creo que es verdad que el equipo, dentro de que llevamos tres años peleando, tenemos que pelear para mantener el estatus que hemos adquirido y a partir de ahí, demostrar que somos un equipo de grandes citas y ver hasta dónde podemos llegar cuando se dé el caso. El objetivo es trabajar día a día para estar en las mejores condiciones, para afrontar cada partido que va a ser muy duro e intentar sacar nuestra mejor versión. Tenemos que cambiar un poco el discurso, es cierto, pero tenemos que exigir en su justa medida. Hay que ser consecuentes y no fliparnos ni menospreciar al rival. Quizá no somos un grande, pero queremos competir como tal apelando a nuestro inconformismo”, argumentaba el entrenador del Viña Albali Valdepeñas.


Hablando de ilusión y de soñar con algún título, el mister de Torrejón comentaba que “nosotros queremos ganar y está claro que somos conscientes de la responsabilidad que tenemos, de la ilusión que transmitimos y de lo que la gente espera de nosotros. En la vida uno tiene que saber ilusionarse en su justa medida. No es cuestión de decir “venga, vamos a ser campeones”, porque lo único que puede pasar es que nos peguemos una hostia de campeonato. Hay que entender la realidad y saber quiénes somos y de dónde venimos. El club está haciendo esfuerzos, la afición está haciendo esfuerzos, los patrocinadores están haciendo esfuerzos y todo el mundo está haciendo esfuerzos, pero también tenemos que ser conscientes de lo que tenemos delante”.


Repasando los fichajes y el duro mercado en el que está inmerso el Viña Albali, Ramos finalizaba diciendo que “el club no descansa nunca, es un no parar. Llevamos un verano duro. El nivel de exigencia en el que nos hemos metido no te permite que te valga cualquier cosa y a la par, lo que queramos traer tiene que estar a la altura, ya no solo de nuestras exigencias, sino de lo que todo el mundo está exigiendo. Todo esto es muy bonito, pero también hace que nos aprieten más y es más complicado encontrar las fichas que son oportunas. Por mucho que muchos piensen que somos el PSG, somos el Viña Albali Valdepeñas, un club que está haciendo las cosas bien, que está creciendo, pero no podemos fichar todos los caprichos que se nos pongan en mente”.


Mientras tanto, el equipo trabajará toda la semana. Martes, miércoles y jueves se ejercitarán en doble sesión y el viernes lo hará solo por la mañana antes de afrontar un pequeño descanso.