domingo, 14 de agosto de 2022, 18:24

La Guardia Civil de Ciudad Real desmantela una organización criminal que manipulaba los cuentakilómetros de vehículos de importación

|

IMAGEN 1



Dentro de la operación Eskime, el equipo@ de la Guardia Civil de Ciudad Real, ha detenido a 7 personas e investiga a otras 6 a las que se les atribuyen 129 delitos relacionados con la manipulación de los cuentakilómetros de vehículos de importación, que después eran vendidos en todo el territorio nacional.


Inicio de la investigación


La investigación se inició el pasado mes de octubre, cuando un particular formuló denuncia en la provincia de Huesca, por ser perjudicado en un supuesto delito de estafa en la compra de un vehículo de importación, vendido este supuestamente por un particular residente en la provincia de Ciudad Real desde un portal de internet. A este vehículo tras pasar la revisión en la casa oficial, se le detectó una manipulación en el odómetro o cuentakilómetros del vehículo, rebajándolos en 120.000 kilómetros.


Desarrollo de la operación


El Equipo@ de la Guardia Civil de Ciudad Real, que ante estos hechos inicia la Operación Eskime, realiza las primeras gestiones comprobando que el supuesto autor está relacionado con la venta de otros 7 vehículos a través de diversas páginas de internet, en los que se comprueba que todos ellos se encuentran igualmente manipulados.


Desde ese momento se inicia una ardua y compleja labor de investigación para obtener todos los datos e informaciones sobre las personas relacionadas, vehículos y modus operandi, que tras su minucioso análisis aporto una batería de indicios y pruebas sobre las Estafas y Falsificación de Documentos Privados, así como Usurpaciones de Identidad de los compradores de los vehículos en las estaciones de servicio ITV.

Modus Operandi


Las personas investigadas eran conocedoras de la depreciación económica que supone para un cliente que va a adquirir un vehículo la gran cantidad de kilómetros que pueda tener, a pesar de no tener mucha antigüedad en el momento de su venta, así como el mantenimiento que haya tenido en relación a su aspecto interior y exterior. En dicho grupo tenían a una persona exclusivamente para realizar las labores de adquisición de vehículos de importación, otras para llevar a cabo la falsificación de documentos y aparentar que provenían de empresas intracomunitarias (exentas del pago del IVA) y otras para la manipulación de los cuentakilómetros.


La cantidad de kilómetros rebajados a cada vehículo oscilaba entre los 100.000 y los 150.000, siendo el caso más significativo un vehículo al que le rebajaron más de 190.000 kilómetros.


Explotación de la operación


De este modo se autorizó por parte del Juzgado competente, la entrada y registro en dos domicilios y un concesionario en las provincias de Ciudad Real y Albacete, donde se intervinieron cuatro vehículos manipulados preparados para su venta, así como numerosa documentación, placas de matrícula y un dispositivo para la manipulación de los Odómetros.


Se han detenido un total de 7 personas y se investiga a otras 6 a las que se les atribuyen 70 delitos de estafa, 30 delitos de falsedad documental, 25 delitos de usurpación de estado civil, un delito de utilización de programas de ordenador destinados a cometer estafas, un delito de blanqueo de capitales, un delito de fraude a la hacienda pública y delito de pertenencia a grupo criminal, ascendiendo el total a 129 delitos esclarecidos hasta la fecha, a la espera del resultado de las gestiones sobre la documentación intervenida.


Se intervinieron un total de 8 vehículos, 1 dispositivo informático para la reprogramación de la centralita, 5 ordenadores, 4 móviles, 6 dispositivos de almacenamiento, 60 placas de matrícula, 150 documentaciones de vehículos y el bloqueo de 2 cuentas bancarias.


Tras la finalización de la Operación Eskime, ya se ha confirmado la manipulación de unos 70 vehículos, estimándose que el IVA defraudado asciende a unos 350.000 euros y el total de kilómetros rebajados en más de 10.000.000. Con la explotación se ha desmembrado este Grupo Criminal que operaba a nivel nacional, donde los afectados se desplazaban a la provincia de Ciudad Real y Albacete para la recogida de los vehículos desde 17 provincias (Madrid, Huesca, Palencia, Alicante, Valencia, Murcia, Córdoba, Sevilla, Málaga, Jaén, Valladolid, Toledo, Albacete, Vitoria, Oviedo, A Coruña y Zaragoza).


Las diligencias han sido llevadas a cabo a través del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº3 de Alcázar de San Juan (Ciudad Real).