lunes, 8 de agosto de 2022, 06:27

El Gobierno de Castilla-La Mancha da luz verde a una nueva convocatoria del programa ‘Retorno del Talento’ con una partida de 526.000 euros

|

P1g7reg9jq1js3lcmhn0q5p1vn44




El Consejo de Gobierno aprobó ayer la sexta convocatoria del Plan del Retorno del Talento a la que va a destinar 526.000 euros, tal como anunció el pasado viernes el presidente Emiliano García-Page.

 
De esta decisión ha dado cuenta la consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, que ha recordado que este plan se puso en marcha en el año 2017 de forma experimental ofreciendo “un magnifico resultado y, hoy, en 2022, podemos decir que ha conseguido que retornen 600 personas jóvenes cualificadas, la inmensa mayoría con titulación universitaria, que han podido encontrar en Castilla-La Mancha no solo su presente, sino también su futuro contribuyendo con su talento al desarrollo de nuestra Comunidad Autónoma”.
 
Por esta razón, esta sexta edición cuenta con un 48 por ciento más de presupuesto que la primera ya que, tal como ha manifestado la consejera, el objetivo del Gobierno es “seguir contribuyendo a que las personas con talento que siguen en el extranjero y no han encontrado una oportunidad en nuestra tierra, la puedan encontrar. Entendemos que esta es una política cualitativa, quizá cuantitativamente tenga poco peso, pero cualitativamente tiene mucho porque captamos con bisturí el talento que está diseminado y que emigró en un momento dado por falta de oportunidades”.
 
Tal como ha detallado la portavoz del Gobierno, el Plan de Retorno del Talento contempla tres líneas de ayudas: el impulso a la contratación indefinida, el apoyo al emprendimiento y el llamado ‘Pasaporte de vuelta’, que posibilita una ayuda para los gastos derivados del regreso desde el extranjero.
 
Contratación indefinida y apoyo a proyectos emprendedores
 
La primera de las líneas, ‘Subvenciones para la contratación indefinida’, cuenta con ayudas de hasta 10.000 euros por contrataciones a jornada completa por tiempo indefinido, modulando la ayuda de forma proporcional a las condiciones de la contratación. Además, se podrán incrementar en 5.000 euros en el caso de que la persona contratada sea titulada universitaria y su contratación esté vinculada a un proyecto de I+D+i en las universidades de la región o en los centros de investigación. De esta manera, con estas ayudas se pueden alcanzar hasta los 15.000 euros.
 
La segunda de las líneas, ‘Subvenciones para el inicio de la actividad emprendedora’, está destinada a apoyar el proyecto emprendedor de aquellas personas que inicien una actividad económica por cuenta propia en Castilla-La Mancha. La cuantía máxima de la ayuda que otorga el Gobierno regional en este caso es de 6.000 euros, pudiendo destinarse, entre otros, al pago de las cotizaciones en el Régimen Especial de Personas Trabajadoras Autónomas (RETA), los gastos para la obtención de financiación de proyectos o al pago de tasas, impuestos y licencias, el canon de acceso a una franquicia, así como para gastos de publicidad y marketing para el lanzamiento de un nuevo negocio. “Es decir, prácticamente cualquier gasto que una persona autónoma al iniciar su actividad tiene que acometer”, ha dicho la consejera.
 
‘Pasaporte de vuelta’
 
La tercera línea, el ‘Pasaporte de vuelta’, es un título nominativo emitido por la Consejería de Economía, Empresas y Empleo, que certifica que las personas titulares reúnen determinados requisitos como que antes de irse la persona hubiera residido en España de forma ininterrumpida por un período mínimo de doce meses dentro de los últimos 15 años; que la persona haya nacido, o estado empadronada en Castilla-La Mancha antes de su salida al extranjero; que haya obtenido su titulación oficial en algún centro de formación de la región o haya sido demandante de empleo en la Comunidad Autónoma. Con estas condiciones, cualquier persona en posesión de titulación universitaria, ciclos formativos o certificados de profesionalidad puede acogerse a este pasaporte.
 
Esta ayuda puede alcanzar los 3.000 euros para afrontar gastos de desplazamiento en transporte público; gastos por el traslado de mobiliario, enseres y mascotas; gastos de alquiler cuando no se disponga de residencia habitual, durante tres meses, desde el regreso de la persona beneficiaria y los gastos de traducciones oficiales de la documentación necesaria para la solicitud de la ayuda y convalidación de títulos oficiales obtenidos en el extranjero.
 
“De esta manera, si sumamos las dos líneas, ayuda a la contratación indefinida o ayuda emprendedora, al ‘Pasaporte de vuelta’, estamos hablando de que se pueden alcanzar hasta 9.000 euros en el caso de las personas que emprenden una actividad nueva, hasta entre 15.000 y 18.000 euros para las que sean contratadas por una empresa”, ha recapitulado la consejera.
 
Además, si la persona decide residir en un municipio declarado como zona prioritaria, o en una zona escasamente poblada de moderada, intensa o extrema despoblación tendrá una implementación en esa ayuda que puede ir desde un 20 a un 40 por ciento.
 
“Es decir, aquellas personas que decidan iniciar su actividad o que sean contratadas en una zona escasamente poblada tendrán un incremento de entre un 20 y un 40 por ciento de la subvención porque no debemos olvidar que también en el medio rural hay que seguir incorporando talento porque es una estrategia clara. Y es que, si queremos que el medio rural tenga presente y futuro, tiene que haber un atractivo para las personas que quieran emprender, investigar y para las empresas que quieren contratar e incorporar a personal cualificado”, ha concluido la consejera.