miércoles, 17 de agosto de 2022, 02:43

Danza y ritos africanos se fusionan con el mito europeo

|

Unnamed (6)



Don Juan. Los muertos no están muertos, de la compañía de Costa de Marfil Alma Production, incorpora ritos, música y danza del país africano a la historia universal de Don Juan. Una interpretación libre y fiel de El burlador de Sevilla—atribuido durante siglos a Tirso de Molina y reconocido recientemente a Andrés de Claramonte— despojada de la rigidez escolástica y de las formas europeas.

 
Una apuesta innovadora y solidaria 
La historia de esta puesta en escena merece un capítulo aparte. Porque es fruto de los talleres organizados por el actual director del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro Ignacio García y el dramaturgo José Gabriel López Antuñano con estudiantes del INSAAC (Instituto Superior Nacional de Artes y Acciones Culturales) en la ciudad de Abiyán. Un proyecto de intercambio cultural impulsado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), a través de la embajada de España.
 
La influencia de la pandemia en la trama
La obra fue tomando forma durante la propagación de la pandemia de Covid 19, tal y como explica Ignacio García. Por ello decidieron profundizar en la parte del texto que hace referencia a los muertos injustamente asesinados, que regresan del más allá para exigir justicia a los criminales que continúan vivos. “Los muertos que se niegan a ser enterrados cuando tienen cuentas que saldar, los rituales de despedida y la limpieza de cadáveres, los cantos y bailes fúnebres marfileños representan una visión antropológica y ancestral de esta relación eterna entre los vivos y los muertos”, reflexiona el director del festival. “Una ilustración viva de la idea de que el difunto puede volver de esta frontera invisible, más allá, para hacer justicia”. 
 
Sensibilidad local ante un prototipo universal
“Hemos intentado reescribir la fábula con bailes, música, cantos, ritos, expresiones y costumbres de Costa de Marfil para ofrecer la misma historia, abordada desde un ángulo diferente y más en sintonía con las maravillosas cualidades interpretativas de los artistas de la compañía”, explica José Gabriel López Antuñano. 
Un personaje que nace en Europa pero es universal y que cada cultura puede hacer suyo: “Ya sea que lo llamen Dom Juan o Don Giovanni, el protagonista responde a un prototipo de hombre que se encuentra en todo el mundo: encantador, seductor de mujeres, sin escrúpulos, al que le gusta disfrutar el hoy sin pensar en el día siguiente, pero quien tendrá que rendir cuentas el día de su juicio”. 
 
 
Primero fue el éxito de Fuenteovejuna
Para todos sus proyectos desde 2016, Alma Production trabaja con estudiantes del INSAAC, con el objetivo de ofrecer una integración profesional a los alumnos graduados más prometedores.
Esta es la segunda obra que el colectivo presenta en Almagro, tras su versión de Fuenteovejuna o el coraje de las mujeres en 2019. El clásico de Lope de Vega se había estrenado en el Institut Français de Abiyán en mayo de 2019 y en  julio de ese año fue todo un éxito aquí, en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro.
“La experiencia de ese montaje ha sido una de las más gratificantes de mi carrera”, recordaba García, “debido a la capacidad de todo el equipo para integrar ideas clásicas, sin prejuicios ni ideas preconcebidas, y convertirlas en vida latente y luminosa del África de hoy” . 
 
Un proceso de aprendizaje mutuo
Los actores de Alma Production —estudiantes o recién graduados del INSAAC—, son artistas completos, que, además de la interpretación, el gesto y la voz, cuentan con una estricta preparación física y una formación que les permite bailar, cantar y tocar instrumentos como parte de un trabajo integral. La mayoría había participado en la creación de Fuenteovejuna,con Nacho García —en aquella ocasión director artístico de la obra—, creándose entre ellos un verdadero vínculo que se ha fortalecido con el tiempo. 
El proyecto de colaboración entre el festival y el instituto marfileño fue firmado en 2019. “Es un proceso de aprendizaje mutuo”, mantiene García, “ya que por nuestra parte intentamos transmitir la esencia y los valores de nuestros clásicos, además de las metodologías de puesta en escena e interpretación predominantes en Europa. Pero, al mismo tiempo, aprendemos una nueva forma de abordar el hecho y la representación teatrales”. 
 
Alma Production también tiene experiencia en el diseño e implementación de campañas de sensibilización de la población a través del teatro; elabora programas para televisión, como DJ BATTLE AFRICA con TV5 MONDE y películas para salas de cine, como Los tres lascars,de Bouba Diallo. 
 
Don Juan. Los muertos no están muertos, en el Corral de Comediasdel 1 al 3 de julio, a las 22.45 horas. Será interpretada en francés con sobretítulos en español.