El Gobierno de Castilla-La Mancha aprueba una inversión de 35,4 millones para la mejora y conservación de la Red Regional de Carreteras

|

P1g5j9g35l17gf1ju4ps8hl6123p4



La consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, ha anunciado que el Gobierno de Castilla-La Mancha destinará 35,4 millones de euros a la conservación de la Red Autonómica de Carreteras durante los próximos cuatro años, una decisión que forma parte del “compromiso de ejecutar el III Plan Regional de Carreteras de Castilla La Mancha para mejorar la seguridad vial”.

 
“Estamos hablando de una red de carreteras titularidad de la Junta de Comunidades que está conformada por más de 8.000 kilómetros, de los cuales hemos acometido arreglos en más de 1.600”, ha indicado Blanca Fernández, quien ha puesto el acento en la importancia que suponen estas labores de mantenimiento y conservación para mejorar la seguridad vial, así como en el impulso que se dará este verano a dichos trabajos de arreglo de carreteras.
 
Todo ello, después de que el Consejo de Gobierno haya autorizado la renovación del contrato para la prestación de medios de apoyo del servicio de conservación de carreteras con medios propios en el período 2023-2026 y con la citada inversión de 35,4 millones de euros.
 
El plazo de ejecución de estos trabajos es de 36 meses, aunque se podrá prorrogar una vez finalizado el mismo, pudiendo llegar hasta 60 meses en total. En cuanto al ámbito de actuación, será en el conjunto de la Red de Carreteras de Castilla-La Mancha.
 
A este respecto, la portavoz del Ejecutivo regional ha recordado que “Castilla-La Mancha es la única comunidad autónoma de toda Espala que cuenta con medios propios para acometer el arreglo de la red de carreteras; que mantiene un sistema de conservación de carreteras con medios propios que cuenta con casi 500 trabajadores”; y que están apoyados con estos contratos de medios de apoyo en cada una de las provincias “a través del contrato que ahora se renueva”.
 
Mantenimiento ordinario y operaciones urgentes
 
En este ámbito, la consejera de Igualdad y portavoz ha explicado que se realiza una programación de operaciones periódicas de mantenimiento ordinario, como bacheos en calzada, reposición de señalización o limpieza del sistema de drenaje, aunque también se realizan operaciones ordenadas, que son actuaciones de un alcance mayor que requieren de un estudio previo de soluciones, mediciones y valoración, así como operaciones urgentes, sobrevenidas en su mayoría por fenómenos meteorológicos adversos, tales como desprendimientos de taludes o corrimientos de tierra, que requieren de una actuación inmediata para garantizar la seguridad vial.
 
Esta agilidad y flexibilidad ha sido catalogada de “vital importancia” por parte de Blanca Fernández, en tanto en cuanto se dispone de una herramienta “como es este tipo de contrato que permite a los distintos servicios de carreteras disponer de mayores recursos para acometer las necesidades de conservación y explotación de la red autonómica”.
 
Más de 214 millones invertidos desde 2015
 
La portavoz del Gobierno regional ha puesto cifra al esfuerzo llevado a cabo durante los últimos seis años y ha detallado que “de 2015 a 2021, hemos invertido 214 millones de euros en actuaciones de conservación de las carreteras de la Red Carreteras de Castilla-La Mancha, acometiendo el arreglo de 1.600 kilómetros y, ahora, estos más de 35 millones de euros servirán como impulso a esa estrategia que iniciamos en el año 2015, nada más llegar al Gobierno el presidente Emiliano García-Page”.
 
Por el contrario, Blanca Fernández ha apuntado que “entre 2011 y 2015, solo se actuó en 200 kilómetros de carreteras”; por tanto, se ha producido “un cambio sustancial” para contribuir a que las carreteras de Castilla-La Mancha “sean un lugar seguro y de tránsito digno para todas las personas”, ha concluido la consejera.