miércoles, 10 de agosto de 2022, 00:21

Objetivo cumplido para la temporada regular para el Kayak Polo Valdepeñas

|

WhatsApp Image 2022 06 12 at 2.52.29 PM (1)




El kayak Polo Valdepeñas se desplazaba este fin de semana del 11/12 de junio casi 800 Km, a Banyoles (Gerona), para disputar el Cuarto Torneo de la Segunda División Absoluta con el objetivo que han estado persiguiendo a lo largo de toda la temporada: permanecer en la categoría. Para ello debían hacer un buen torneo y superar a sus más inmediatos perseguidores para no verse abocados al descenso a la Tercera División Nacional.


Recordemos que la liga nacional arrancaba a mediados de marzo con el primer desplazamiento a San Pedro de Pinatar, continuó en abril en Arcos de la Frontera, prosiguió en su tercer lance en mayo en Madrid y terminaba en las tierras catalanas, en este mes de junio, cuatro intensos meses de competición con muchos kilómetros realizados, y una media de seis partidos jugados por torneo.


A la expedición vinatera les preocupaba el largo viaje y el consiguiente posible cansancio, pero el ánimo y la confianza eran grandes, pues nuestros ocho palistas sabían lo que se jugaban y lo que representaba este último torneo. Allá fueron Rafa y Antonio, Iker y Alejandro, David y Sergio, Adrián y Pablo.


Encuadrados en el grupo A comenzaron la jornada matutina del sábado con dos empates (a 3 tantos frente a los madrileños de Ciencias, y a 5 tantos frente a los anfitriones de Banyoles). A mediodía, en su tercer encuentro vencieron 5-1 a los gallegos de Penedo. Sólo les quedaba, ya por la tarde, el enfrentamiento frente a los murcianos de Pinatar, y cuando se rozaba el empate, un desafortunado lance conllevó la derrota final por 3-4 tantos.


Este resultado les privaba de las semifinales de honor y de la pelea del 1º al 4º puesto, encuadrándoles, definitivamente, en la lucha del 5º al 8º puesto, pues este último resultado les penalizaba hasta la cuarta plaza de su grupo.


No obstante, dados los resultados globales en los dos grupos de este cuarto torneo y los generales de la categoría hacían que los gallegos de Penedo y Umia fueran los dos equipos que descendieran de categoría, haciendo así posible lograr el objetivo de la permanencia.


Tocaba replantear la estrategia y recuperar energías para la segunda jornada para poder así remontar posiciones en la clasificación general. Y ciertamente, liberados de la presión y los nervios, no pudo ser más halagüeña y beneficiosa la mañana dominical, pues los dos partidos que disputaron nuestra delegación se cerraban con sendas victorias (6-4 frente a los gaditanos de Arcos y 4-2 frente a los valencianos de Alaquás), equipos que en otros torneos nos lo habían puesto complicado y he incluso ganado en algunos enfrentamientos. De esta manera, conseguían un reconocido 5º puesto en este cuarto torneo.


Este resultado positivo conllevó alcanzar un honroso y merecido séptimo puesto en la clasificación general de esta Segunda División Absoluta Nacional.


Nos toca felicitar al equipo valdepeñero pues no han escatimado sacrificio y esfuerzo, ilusión y empeño y se han sobrepuesto a las dificultades y obstáculos, no renunciando al objetivo marcado al inicio de la temporada de permanecer en la categoría, ¡enhorabuena, chavales!.