sábado, 13 de agosto de 2022, 08:42

Recordando el pasado

|

110622 va brotons



De izda a dcha: Manuel López Rodríguez (Secretario de la Asociación Jóvenes Amigos del Vino), los poetas Joaquin Brotons Peñasco y Miguel Galanes, junto a Jesús Martín Rodríguez Caro (Concejal de Cultura entonces y actualmente Alcalde de la: "Ciudad del Vino"), en una bodega centenaria de Valdepeñas, durante una lectura de poemas que hicieron Brotons y Galanes, en los años 80 del pasado siglo, cuando todo era tan distinto en la piel de toro ibérico...





LA BODEGA



La bodegas creo que, es la de: "Sinforoso", que fundó en el siglo XIX don Antolín López, bisabuelo de mis amigos Florencio, Juan y Enrique Martín Peñasco López, que fue el último gerente de la citada bodega y uno de los hombres que más ha hecho por el prestigio del vino de Valdepeñas, dado que, fue: Presidente del Consejo Regulador de la DO: Valdepeñas; socio fundador de: "Bodegas VIDEVA" y creador de la desaparecida asociación la: "Cofradía de los Mayorales del Vino de Valdepeñas", que realizó un excelente trabajo en beneficio de los caldos de la DO: Valdepeñas, que, actualmente, ya se exportan a más de 120 países, aunque la exportación del zumo fermentado de la uva en la patria chica de Juan Alcaide comenzó siglos antes con bodegas de renombre como: "Los Tellos", Luis Palacios, Miguel Caravantes, Domingo Ruiz de León, Eusebio Vasco, Vicente Cornejo y Cía, entre otros, que ya comercializaban sus caldos en Ultramar, especialmente tras ponerse en funcionamiento, en 1861 el famoso: "Tren del Vino", que, diariamente salía de la estación de ferrocarril de Valdepeñas con destino Madrid, arrastrando 25-30 vagones cargados de pellejos de piel de cabra, que contenían el afamado "aloque" valdepeñero, lo que permitió que los vinos de mi patria chica llegaran a los puertos de Valencia, Cádiz..., donde eran embarcados: cubas, fudres, bocoyes, para otros países, que eran fieles degustadores de nuestro néctar báquico.

 



HOMENAJE



Por cierto, cuándo piensan hacerle un homenaje a Enrique Martín Peñasco, que tanto lo merece por su lucha continúa en la defensa de los caldos de Valdepeñas, lo que le ocasionó un duro enfrentamiento con un importante bodeguero valdepeñero de cuyo nombre no quiero acordarme...



AGRADECIMIENTO



Foto cedida por mi pariente José Luis Martínez Díaz, que es autor del imprescindible libro: "La Genealogía de las Bodegas de Valdepeñas", tomo, en el que colaboró el artífice de esta reseña y en cuya solapa hay un texto mío. (Valdepeñas, 2005. Ed: Concejalía de Cultura y Educación del Ayto. de Valdepeñas). Agotado hace años.


www.joaquinbrotons.com