Impactante

|

110522 VA OPINION



Esta mañana, escuchando la radio, me he encontrado con una noticia impactante. Ha creado, Cruz Roja, un número, el 024, que funciona todos los días del año y las 24 horas del día, para dar respuesta a las llamadas sobre ideas suicidas, depresión y todo lo relacionado con salud mental. También existe el teléfono de la Esperanza, al cual yo he llamado en varias ocasiones. Contar lo que te sucede, supone un alivio y ofrecen una orientación importante que te ayuda a seguir, tú proceso de recuperación con tus referentes locales.


Cada día, se quitan la vida, en España, 11 personas. Al día, 200 personas lo intentan, y ha subido el porcentaje al 30% y es la primera causa de muerta en nuestro país, por encima de los accidentes de tráfico.


Es una noticia que hay que tomársela muy en serio.


También estaban hablando de las razones por las que la gente quiere quitarse de en medio. Yo, os puedo explicar mi experiencia personal, para que sirva de ejemplo y evitar que se cometa esta atrocidad.


Pensaba que la solución a todos mis sufrimientos era morir. Sentía que iba a estar bien, quitarme de en medio me haría feliz.


Fue una mala decisión. Pedí ayuda porque sabía que mi cuerpo estaba respondiendo negativamente a lo que tomé y acabé en el hospital. Y, me arrepiento, casi cada día, de haberlo hecho. Eso no quiere decir que haya tenido ideas suicidas en otros momentos. Pero ya las controlo. Sufro fases depresivas importantes, pero ya sé identificar lo que mi mente está elucubrando para controlarlas y evitar que haga una tontería.


Fui una egoísta que solo pensaba en mí. Olvidé por completo a las personas que tengo a mi alrededor y que me iban a echar en falta y, por supuesto, que me querían, y el vacío que iba a dejar en sus vidas.


Más adelante, pensaba, qué iba a ser de mis padres, de mis hermanos, de mis amigos y amigas, como serían sus vidas, qué me iba a perder, en qué podría yo intervenir y con el paso del tiempo, me he dado cuenta que el daño que habría provocado dejaría a mi familia sin consuelo y con mucha tristeza.


Es, muy importante, que determinen cual es tu diagnóstico. Qué enfermedad es la que aparece, como a mí, por ejemplo, tardía, pero que supone la inclusión de terapia y medicación. Y así es como voy continuando con mi vida, con altibajos, pero también con grandes satisfacciones.


Estoy aprovechando en, las etapas buenas, los momentos con mi hermana y con mi madre, mi padre falleció y lo echo mucho de menos, pero bueno, es lo que hay. Una simple charla con otras personas cuando vamos al parque con nuestras mascotas. Una buena charla como he tenido esta mañana con mi tutora. Un café con unos conocidos que hace que no lo tomes sola. En fin, un sinfín de cosas que nos satisfacen y que no damos el valor que tiene. Hay que pensar así, cuando se está medio bien, así sabemos qué podemos hacer para evitar caer al pozo.


Está claro que solos no podemos, necesitamos ayuda y yo la pedí y ahora la tengo.


Antes pensaba que yo podría hacerlo sola. He sido siempre y lo sigo siendo, aunque con alguna necesidad de ayuda externa, muy independiente y me cuesta pedir ayuda. Y hay que pedirla. La gente te ofrece puntos de vista diferentes a los tuyos, cuestiones que no te das cuenta y que te empujan a subir del pozo que, a veces, tenemos en la fase depresiva.

Hay que buscar hobbies, relacionarse con los demás, crear un círculo de amistad, tener a mano un par de números de teléfono cuando nos encontramos mal y poder llamar y pedir ayuda. Un sinfín de cosas que nos ayudan a mantener un estado no estable, pero sí más compensado.


Yo, llevo 13 años en la unidad de salud mental, y ha sido hoy, aunque con lágrimas, que he aceptado que tengo una enfermedad mental. Increíble verdad. He tardado, pero, por fin, respiro tranquila. Antes no quería verlo, es más yo voy a psiquiatra y psicólogo como si fueras al traumatólogo, una charla, unas pastillas, como si tuvieras rota la cadera….


A mí me sirve de entretenimiento escribir artículos de opinión. Eso me hace sentir un poquito especial. Aunque no lo haga demasiado bien, ver tu artículo en un periódico digital me encanta. Qué le voy a hacer…….


Y me encanta también la política. Tratar temas de actualidad. No veo las noticias en televisión, escucho la radio y veo en internet los últimos acontecimientos para estar un poco al día. Tampoco quiero deprimirme más por lo que está sucediendo en el mundo y en España con este gobierno, que está siendo un desastre. Pero me sirve como hobbies y disfruto con ello.


Por cierto, nota graciosa. El señor ministro de consumo, nos habla de comer verduras mientras, él, se pone a gusto con un plato de jamón serrano. Me río por no llorar….