Fermi Cañaveras presenta en la UNED 'Putas de Campo', que saca a la luz el infierno de Ravensbruck, un campo de concentración, exterminio y prostitución de mujeres

|

290422 va uned 1



Una novela "dura pero necesaria". Así define su autora, Fermi Cañaveras, 'Putas de Campo', un "libro de protesta, reivindicativo, que pone voz a las mujeres que pelearon en la resistencia en la Segunda Guerra Mundial y que acabaron en Ravensbruck, un campo de concentración, de exterminio y de prostitución de mujeres". Una historia real al que la historia "nunca le ha puesto voz a ese colectivo y ya era hora de hablar de algo tan incómodo como la prostitución en los campos de concentración, que siempre digo que fue el gran desconocido porque mucha gente no había oído hablar de él".


Un libro que se ha presentado este viernes en el centro asociado a la UNED en Valdepeñas en un acto organizado por Izquierda Unida Valdepeñas, cuya concejala, Juana Caro, ha querido dar las gracias a Fermi Cañaveras "por escribir este libro y reivindicar el papel de las mujeres, un papel de humillación hacia la mujer y de uso de la mujer no sólo en los campos de concentración como exterminio y el uso de la mujer como la mayor expresión de violencia de género como es ser prostituta o puta de campo".


En ese sentido, ha añadido Caro, "desde IU estamos agradecidos al trabajo que ha hecho Fermi", destacando que "esa parte de responsabilidad que como sociedad tenemos utilizarla para que no se olvide lo que han hecho a las mujeres y lo que están haciendo ahora mismo". Es por ello que Caro ha citado una frase que aparece en el libro, "los campos de concentración no empezaron ahí, sino en los mensajes de odio anteriores", y lo ha extrapolado a hoy, "a los mensajes de odio de ahora, el mirar para otro lado, el blanqueo de los mensajes, es tan peligroso que puede llevarnos a situaciones tan drásticas como las que ella describe".


Cuatro años de investigación


'Putas de Campo' nació a partir de un trabajo que Fermi Cañaveras tuvo que hacer cuando estudiaba en la UNED precisamente. Un trabajo que le llevó hasta Isadora Ramírez, la protagonista, que vivió en la calle Atocha de Madrid, que tenía un tatuaje en el pecho, y que fue prostituta en Ravensbruck. Se exilió a los 17 años de Madrid y en 1941 llegó al campo de concentración donde permaneció hasta el final. Consiguió seguir viva y estar viva para contarle al mundo lo que hicieron allí con las mujeres. 


Así lo cuenta Fermi Cañaveras, quien reconoce que le llevó cuatro años escribir esta novela, un tiempo en el que tuvo que parar varias veces "porque fueron duros y porque no encontraba documentación porque salieron con documentación falsa ya que el Partido Comunista en aquel momento es el que mejor falsificaba documentos y salvoconductos". Sin embargo, por un golpe de suerte, encontró la documentación "y a partir de ahí salió todo rodado hasta hoy".


290422 va uned 2

290422 va uned 3