Irene Campillo: "Tenía muchas ganas de enseñar los trajes que tantos años llevan guardados y que la gente valore también el trabajo que hay detrás"

|

270422 va irene campillo



El centro cultural La Confianza acogerá hasta el próximo 27 de mayo la exposición de trajes de los festivales de fin de curso que desde el año 1991 lleva realizando el Estudio de Ballet de Irene Campillo. Una muestra diferente y original que ha sacado del baúl alrededor de unos 80 trajes que han utilizado las alumnas y alumnos de este estudio de ballet a lo largo de los años y donde su directora y responsable de la exposición, Irene Campillo, quiere mostrar el trabajo que los trajes llevan detrás. El trabajo de las modistas y también la colaboración de los comercios y mercerías de la localidad a la hora de confeccionarlos en su momento. La inauguración es este jueves a las 20:00 horas pero antes hemos hablado con ella en esta entrevista.


¿Cómo surgió hacer esta exposición?


Llevaba tiempo queriendo hacerla porque como llevamos tantos años y el vestuario ha sido muy bonito, quería plasmarlo para que la gente de fuera pudiera disfrutar de ellos. Y gracias a las madres que me han dejado todos los trajes la hemos podido hacer. Luego también quería ensalzar el trabajo de las modistas. En estos años ha habido tres. Y su labor ha sido muy importante. Además, yo soy muy meticulosa y exigente y lo han tenido que sufrir. Luego también el comercio ha colaborado mucho, Carlos Aquilino, las mercerías, siempre que hemos necesitado algo, complementos o materiales, lo han pedido para que lo tuviéramos. Quería ensalzar su labor.


¿Qué podemos ver aquí?


La mayoría son trajes clásicos porque el estudio es de ballet. Pero también montamos coreografías para los críos, que también les gusta, un poco más desenfadadas, con otro ritmo y otro tipo de música. Pero como el ballet es la base de todo, también lo hacemos. Por eso hay algunos trajes que son de otro tipo, como de azafata, de Mary Poppins, La Sirenita, Pretty Woman, la Cenicienta y la ratita al lado... 


Y luego hay muchos trajes que se han quedado sin poner, no por no conseguirlos, sino porque se han 'tuneado', se han aprovechado. Hay algunos que tenían la falda larga por ejemplo y al año siguiente las cortamos para utilizarlos de otra manera. Y platos que un año iban con una tela determinada, al año siguiente quitábamos las telas para poner unos pétalos para hacer 'El jardín de las flores', donde llevaba tres tipos de flores diferentes con mucho colorido. Y todo eso nada. 


¿Y cuántos años abarca la exposición?


Desde 1991. Ha habido varios años, en 2020 y 2021, que no ha habido festival por la pandemia.


¿Cuántos trajes hay?


Alrededor de unos 80 trajes.


¿Qué significa para ti haber podido sacar todo esto para que lo vea la gente?


La satisfacción de que todo el mundo pueda verlo porque después de tantos años hay gente que sí lo ha visto in situ en los festivales pero mucha gente no. Y nunca se había hecho. Quería hacer algo diferente. Y me apetecía por ese motivo, que la gente lo viera. Y también que valoren el trabajo que conlleva, porque no es una exposición de trajes de moda o de disfraces, en ballet se requiere una movilidad y están confeccionados con un determinado tipo de tela, que tiene que ser elástica, o que permita el movimiento de subir los brazos. Por ejemplo, si es una chaqueta, las mangas tienen que llevar una abertura en las axilas para poder mover los brazos. Y todo eso complica más a la hora de diseñarlo. Y a la hora de ponerlos aquí en la exposición porque no es lo mismo verlos puestos en el cuerpo de alguien que ver solamente el traje.


Supongo que preparar la exposición te habrá traído muchos recuerdos...


Sí, muchos recuerdos. Habrá mucha gente que se acuerde de los festivales. Luego también muchos de mis alumnos luego han continuado y se han dedicado profesionalmente a esto. Por ejemplo, las academias de danza que hay en Valdepeñas todos han estado en el estudio bailando conmigo. Eso significa que les he inculcado el amor por el ballet y eso es bueno. Para mi es una satisfacción enorme. 


¿Cómo invitarías a la gente a visitarla?


Va a estar expuesta un mes, hasta el 27 de mayo. Yo les animaría porque es muy vistosa, de colorido, algo diferente. Ayer estábamos montándola y pasó una mamá con su hijo chiquitito y el niño se quedó mirando sorprendido. Llama la atención. Es bonito ver y valorar el trabajo de tantos años y sobre todo la labor de modistas y comercios para aportar accesorios y materiales. Espero que a la gente les guste y la disfruten.