El sumiller Pedro Martínez estará este año en FENAVIN presentando su proyecto más personal ‘De Nariz’, premio al mejor diseño del mundo

|

270422 CR FENAVIN



El prestigioso sumiller Pedro Martínez Fernández, considerado como uno de los mejores sumilleres de España, ganador del Trofeo Nariz de Oro 2001, estará este año en la XI edición de FENAVIN con stand propio para presentar su proyecto más personal. ‘De Nariz’ es la marca bajo la que comercializa una edición súper limitada de tres vinos con los que realiza un homenaje a la uva Monastrell, elaborados en tres parcelas vinícolas diferentes: Jumilla, Yecla y el Noroeste de la región de Murcia. Unos caldos con los que Martínez expresa lo mejor de la zona de la que procede, permitiendo que tanto entendidos como cualquier amante del vino puedan disfrutar con algo único y especial.


Aunque lo más importante es el vino, por encima de todo, su packaging ha recibido importantes reconocimientos, tanto a nivel nacional como internacional, como el Doble Oro al mejor diseño del mundo en 2021 en la última edición de los Pentawards: un Oro en los Dieline Awards o un Bronce en los Premios Laus. La etiqueta de las botellas es la protagonista con la nariz dorada en tres dimensiones, realizada en una aleación exclusiva, reproducción de la propia nariz de Pedro Martínez.


El sumiller, nacido en 1973 en Cohegín (Murcia), ha participado en conferencias, charlas, catas dirigidas y seminarios en las últimas cinco ediciones de FENAVIN, pero es la primera vez que acude como expositor y la primera feria en la que presenta la tercera añada de su vino De Nariz, con el mejor packaging del mundo. “Quería que fuera FENAVIN la primera feria en la que presentar mi proyecto, para mía hay tres grandes ferias en el mundo y una es FENAVIN y quería que fuera mi primera carta de presentación y lo tenía claro desde el minuto uno, esta feria es muy importante como escaparate para proyectos ya consolidados o por consolidar, porque uno de sus principales valores es la cantidad de visitantes profesionales y de importadores internacionales que vienen a ella, es su principal baza”, subraya el sumiller.


Su sabiduría no sólo se limita al mundo de los caldos, sino también al de la hostelería en general. Forjado a base de una dura preparación, Pedro Martínez Fernández ha conseguido llegar a lo más alto en su trabajo. “He vivido el mundo del vino desde todas las perspectivas, he trabajado para grandes restaurantes, me he formado en viticultura y enología y en el tema comercial, y afronto mi proyecto personal con esta madurez que me da la experiencia”, explica.

‘De Nariz’ es un proyecto conceptual con el que ha querido apostar por la uva Monastrell, la quinta o sexta variedad en el mundo. “Hace años había 120.000 hectáreas y ahora quedan unas 70.000 hectáreas en todo el mundo en cuatro zonas de producción y es en la cuenca mediterránea donde hay grandísimas parcelas de Monastrell que tenemos que poner en valor o terminarán desapareciendo”, añade. Su objetivo, por lo tanto, con De Nariz, es “encerrar en la botella ese suelo, ese año climático y la expresión de esa variedad de uva”.

Tras haber catado el pasado año más de 2.700 vinos en todo el mundo, asegura que alguien como él es “estudiante de por vida y conocedor de por vida” y destaca que para ser Nariz de Oro, además de sentir “una verdadera pasión por el vino”, es necesario tener una “buena memoria olfativa, gustativa, conocimiento y un gran un marco comparativo que se consigue entrenando mucho. Hay que catar y catar”. Los vinos de Pedro Martínez podrán catarse del 10 al 12 de mayo en FENAVIN.