El Gobierno de Castilla-La Mancha destaca la singularidad diferencial de ‘la fiesta de Judas y Muñecas’ de Alamillo, declarada de Interés Turístico Regional

|

290322 rg junta 1





El Gobierno de Castilla-La Mancha ha destacado la singularidad diferencial de’ la fiesta de Judas y Muñecas’ de Alamillo (Ciudad Real), que estrenará esta Semana Santa su declaración como Fiesta de Interés Turística Regional. Así lo ha destacado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, tras la publicación hoy en el Diario Oficial de la región de la Declaración de Interés Regional de esta fiesta, que congrega a vecinos y visitantes en torno a una celebración que evoca múltiples interpretaciones que giran en torno a los ritos agrarios de la vida y la muerte.

 
 
‘La fiesta de Judas y Muñecas’ de Alamillo se celebra entre el Jueves Santo y el Sábado de Gloria, con la construcción muy particular de muñecas que se colocan en la calle, en cualquier ubicación de la localidad, pero de manera preferente en la calle Nueva, que es la que mayor número de vecinos y construcciones congrega durante la celebración.
 
 
En la noche del Sábado de Gloria, esas muñecas son prendidas por los brazos e izadas desde los balcones opuestos de la calle, que dan comba a las muñecas al tiempo que estas arden y giran desafiando la oscuridad de la noche de Alamillo.
 
 
Una vez que se han quemado todas las muñecas, el pueblo vive una noche de fiesta hasta la Misa de Gloria del día siguiente, una fecha en la que se sacan a la calle ‘los Judas’ también confeccionados por los vecinos de Alamillo para su manteo. Este año, la fiesta estrenará la Declaración de Interés Turístico Regional convirtiéndose en un atractivo más en un municipio que supone una puerta de entrada también al Valle de Alcudia, uno de los reclamos turísticos de la provincia de Ciudad Real y de la región.
 
 
La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, presidirá el Acto Institucional para la Declaración de Fiesta de Interés Turístico Regional, que se celebrará el viernes 8 de abril en la localidad, y que servirá de aperitivo para una celebración que volverá a citar a los alamilleros y alamilleras en torno a una de sus tradiciones más distintivas.