Castilla-La Mancha ha administrado hasta la fecha más de 520.000 dosis de la vacuna contra la gripe, una cifra que no se había alcanzado antes

|

090322 RG JUNTA 3



La campaña de vacunación contra la gripe en Castilla-La Mancha ha batido record con más de 520.000 dosis administradas entre la población frente a las cerca de 497.000 de la campaña 2020-2021, récord hasta entonces que posibilitó que apenas hubiera casos de esta infección respiratoria entre la ciudadanía castellanomanchega.

 
En un balance provisional a falta de que se cierre definitivamente la campaña, la consejera y portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha destacado que el 88,5 por ciento de las personas mayores de 60 años se han vacunado de la gripe en esta campaña, superando también las cifras del pasado año, donde entre los mayores de 60 se alcanzó un 82,2 por ciento de personas vacunadas.
 
Asimismo, Blanca Fernández ha recordado que en esta campaña la vacuna de la gripe se ha ofertado junto a la vacuna de recuerdo de la COVID-19, facilitando así este proceso, además de hacerlo más eficaz.
 
Para alcanzar este record hay que apuntar que en Castilla-La Mancha teníamos disponibles 750.000 dosis de vacuna: 50.000 de alta carga para mayores institucionalizados, 200.000 de tetravalente adyuvada para mayores de 70, (mejora la respuesta inmunitaria de las personas mayores) y 500.000 de tetravalente para toda la población mayor de 60 años y menores de esa edad que pertenezcan a otros grupos de riesgo.
 
Se ha multiplicado por cuatro la inversión en vacunas
 
“El objetivo de esta campaña era alcanzar una cobertura del 75 por ciento en personas de edad igual o superior a 60 años, con lo cual las expectativas se han superado con creces”, ha declarado la consejera de Igualdad y portavoz del Ejecutivo regional, quien, además, ha valorado el esfuerzo inversor llevado a cabo, ya que el Gobierno de Emiliano García-Page ha cuadruplicado la inversión en vacunas contra la gripe para adquirir más cantidad de ellas, con la particularidad de que son tetravalentes, es decir, vacunas con mayor cobertura para las distintas cepas de gripe.
 
En este sentido, “entendíamos que teníamos que hacer este esfuerzo, que es multiplicar por cuatro el presupuesto que se dedica a la campaña contra la gripe multiplicar por cuatro en relación a lo que invertimos antes del COVID porque, si siempre ha sido importante, y ahora más que nunca para prevenir una infección respiratoria como la que se deriva de la gripe, habida cuenta de que se podía complicar la situación clínica de cualquier paciente, especialmente a las personas mayores”, ha dicho Blanca Fernández.
 
La portavoz ha finalizado su intervención asegurando que “de nuevo, el sistema sanitario de Castilla-La Mancha ha vuelto a dar un ejemplo al haber sido capaz de compatibilizar un hito extraordinario, como ha sido la campaña de vacunación “ejemplar” contra la COVID en Castilla-La Mancha y, al mismo tiempo, vacunar al 89 por ciento de las personas mayores de 60 años de Castilla-La Mancha contra la gripe en una estrategia de prevención de infecciones respiratorias que entendíamos que era prioritaria y que todavía tenemos capacidad de seguir respondiendo”.