El Gobierno de Castilla-La Mancha licita la adquisición de un arco quirúrgico para el Hospital de Valdepeñas

|

090322 va arco



El Gobierno de Castilla-La Mancha acaba de licitar el contrato para la adquisición de un total de 37 arcos quirúrgicos que irán destinados a renovar los bloques quirúrgicos de 14 hospitales del servicio regional de salud.


Tal y como aparece publicado en el Diario Oficial de la Unión Europea, el importe de la licitación supera los 4,5 millones de euros para financiar el coste de los equipos y sistemas, su instalación y, además, el mantenimiento integral durante tres años.


La adquisición de estos equipos será financiada al cien por cien a través del Proyecto Operativo FEDER 2014-2020. Fondos REACT-UE. Financiado como parte de la respuesta de la Unión a la pandemia COVID-19.


La compra de estos nuevos arcos quirúrgicos se enmarca dentro del Plan de Renovación de Alta Tecnología Sanitaria diseñado por el Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Consejería de Sanidad, para proveer de una mayor vida útil y añadir nuevas funcionalidades o actualizar las disponibles en los equipos instalados en los centros sanitarios dependientes del SESCAM.


En el caso de los arcos quirúrgicos y según el análisis realizado por el SESCAM de su parque tecnológico, aproximadamente un 60 por ciento de estos equipos tienen una obsolescencia superior a los diez años, que es la vida útil de este tipo de equipos según diferentes organismos internacionales de referencia.


La actualización tecnológica es otro de los objetivos a conseguir con esta inversión, ya que el avance que se ha producido en este tipo de equipos en los últimos años es considerable, entre ellos la aparición del intensificador de imagen, además de las mejoras en la calidad de la imagen, nuevas herramientas de postprocesado, aumento de los campos de visión, entre otros.


Asimismo, este nuevo equipamiento contribuye a la reducción de las dosis de radiación que reciben los pacientes ya que los nuevos sistemas que incorporan permiten realizar procesos con unas dosis mucho más bajas que los equipos actuales mejorando la protección radiológica del paciente.


La distribución de estos equipos por hospitales es la siguiente: Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, 5 equipos; Hospital de Hellín, 2; Hospital General de Almansa, 2; Hospital General de Villarrobledo, 1; Hospital General Universitario de Ciudad Real, 3; Hospital Virgen de Altagracia de Manzanares, 3; Hospital General La Mancha Centro, 2; Hospital Santa Bárbara de Puertollano, 2; Hospital General de Tomelloso, 1; Hospital General de Valdepeñas, 1; Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, 2; Hospital Universitario de Guadalajara, 6; Hospital General Universitario Nuestra Señora del Prado de Talavera, 5; y Hospital Nacional de Parapléjicos, 2.


Otros seis arcos para el Hospital Universitario de Toledo


Además de esta compra centralizada, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha adquirido otros seis arcos radioquirúrgicos para el Complejo Hospitalario Universitario de Toledo, de última generación, de alta calidad de imagen y que permite reducir la dosis de radiación que recibe el paciente, por un valor de superior a los 654.000 euros.


De los seis arcos, cuatro son muy compactos y de fácil manejo en el área quirúrgica y para los procedimientos radioguiados por Rayos X, mientras que los otros dos son de alta potencia, lo que permite la realización de procedimientos más prolongados.


Disponen de software para todo tipo de procedimientos y están preparados para cualquier intervención mínimamente invasiva. Además, los compactos son ergonómicos y de peso reducido lo que facilita su traslado dentro del área quirúrgica entre los diferentes quirófanos.