Actualizado el estudio que promueve la Diputación para impulsar políticas y acciones concretas en pueblos que pierden población

|

010322 CR DIPU



Los datos incorporados en la tercera actualización del Estudio sobre la Despoblación y el Despoblamiento en la provincia de Ciudad Real se han dado a conocer esta mañana en la Diputación, institución que, a iniciativa de su presidente, José Manuel Caballero, financia esta importante herramienta que fue encargada en su día a los profesores Ángel Raúl Ruiz Pulpón y Francisco Ruiz González, pertenecientes, respectivamente, a los departamentos de Geografía y Ordenación del Territorio y de Tecnologías y Sistemas de la Información de la Universidad de Castilla-La Mancha.

Ambos han completado el documento que analiza la evolución demográfica desde una óptica integral, relacionando multitud de variables y datos para poder dar a conocer con precisión la situación real en cada municipio, grupo de acción local, partido judicial o cualquier zona funcional. La principal novedad con respecto a los dos informes anteriores es que se han incorporado, además de un mayor volumen de datos demográficos y socioeconómicos, las áreas de atracción y flujos migratorios así como las variaciones residenciales. Es decir, a dónde se emigra desde los pueblos tanto dentro de la provincia como fuera. Así como de dónde proceden los que llegan.

En los últimos 20 años ha crecido la población en la provincia un 0'19 por ciento, principalmente desde 2001 hasta la crisis económica de 2008. Y a partir de 2016 se aprecia una leve tendencia al alza.

La vicepresidenta primera de la Diputación, María Jesús Villaverde, ha puesto de manifiesto la relevancia que tiene el estudio para programar políticas y acciones dirigidas a las zonas donde se pierde población. "Sabiendo los datos y teniendo los flujos claros, se pueden hacer políticas concretas en poblaciones que pierden población", ha dicho antes de remarcar que el objetivo que persiguen es garantizar servicios básicos y elevar la calidad de vida en nuestros pueblos para que, de esta manera, sean considerados una opción factible para vivir.

Villaverde ha recordado que en el último presupuesto se han consignado más de 14 millones de euros para combatir la despoblación. Se ha teniendo muy en cuenta, según ha dicho, la empleabilidad de los jóvenes con el programa Reto y de otros colectivos demandantes de empleo, con la iniciativa Promueve. También se garantiza la comida a los mayores en poblaciones de menos de 2.000 habitantes, y se han impulsado proyectos de eficiencia energética y sostenibilidad con una inversión de 35 millones de euros.

Llevar la digitalización a todos los municipios, dotando los puntos de inclusión digital de monitores para iniciar a los de mayor edad en las nuevas tecnologías, es otra destacada acción que financia la Diputación para hacer más atractiva, cómoda y fácil la vida en nuestros pueblos evitando desplazamientos a la capital o núcleos poblacionales de referencia.

Así lo ha explicado Villaverde, quien ha asegurado que, gracias a los informes sobre despoblación, el último se basa en datos recogidos y segmentados a fecha de enero de 2020, justo antes de la pandemia, pueden trabajar y intentar, en la medida de lo posible, frenar un fenómeno, que es global en las zonas de interior en España y Europa, con mayor garantía de éxito.

El profesor Francisco Ruiz González ha mostrado durante la presentación del informe cómo se ha completado la web d2cr.uclm.es, un espacio abierto y accesible que convierte a Ciudad Real en la única provincia de España que facilita datos rigurosos y precisos sobre despoblamiento y despoblación a la ciudadanía. Al informe también se puede acceder desde la página de la Diputación www.dipucr.es

Esta herramienta juega un importante papel de diagnóstico y análisis que tiene una utilidad muy diversa. Ofrece datos precisos que, además de por la institución provincial, son utilizados en Educación para afrontar actividades de aprendizaje en materias como de geografía y sociales. También en informática, como ejemplo de análisis de datos.

Con respecto a la principal novedad, los flujos migratorios, el profesor Ángel Raúl Ruiz Pulpón ha dicho que los ciudadrealeños se van hacia el Levante, concretamente a Alicante y a Valencia, Zaragoza, Madrid y la zona costera de Andalucía. Y los que vienen muestran dos tendencias, hacia el borde meridional de la provincia de Toledo y las áreas que rodean a grandes zonas urbanas, como Ciudad Real, Poblete, Miguelturra y Tomelloso. Los ciudadanos que llegan a la provincia provienen, mayoritariamente, de Fuenlabrada y Alcobendas. Y se corresponden con personas que se han jubilado y vuelven a su tierra.

Alamillo, Valdemanco del Esteras, Solana del Pino y Villar del Pozo son, entre otros, hasta llegar a trece, los municipios que pierden población

Las posibilidades, según Ruiz Pulpón, que ofrece el estudio son inabarcables. Dieciocho millones de registros con más de 560.000 valores recogidos proporcionan mucha información e incontables oportunidades a través de cinco cuadros de mando filtrando por áreas urbanas, comarcas agrarias, grupos de acción local, temporalidad, etc. Infinidad de Pdf, gráficos y mapas que radiografían la realidad de la provincia de Ciudad Real.