Verónica Camarzana: "La autoestima no es algo que te enseñen en la escuela"

|

140222 va veronica camarzana



Con el objetivo de crear cuentos que ayuden a los niños a crecer en su interior y ayudar a los padres en una crianza consciente, nace '¿A quién ama la princesa?', un cuento que, usando un estilo clásico pero con final inesperado, pretende fomentar la autoestima en los más pequeños. Y es que, como su autora afirma, "la autoestima no es algo que se enseñe en los colegios; siempre nos dicen que hay que querer a papá y a mamá pero no les decimos a los niños que empiecen por quererse a sí mismos". Es la principal idea que Verónica Camarzana, vecina de Valdepeñas, quiere transmitir a través de este cuento, del que también es autora de las ilustraciones, y al que seguirán más dentro de la colección 'La mirada de Daniel'. Además, ha puesto en marcha una campaña de crowdfunding para ayudarle a sacar adelante su proyecto a través de la web de Verkami. Es lo que nos cuenta en esta entrevista.


¿Cómo surge publicar este cuento?


Yo me convertí en mamá y antes trabajaba como diseñadora gráfica e ilustradora para una empresa y como autónoma. Pero cuando nació mi hijo aparqué mi carrera profesional para dedicarme a él. Y en la inquietud de intentar educarle con los mejores valores echas mano de las herramientas que tienes y se me ocurrió hacerlo yo. Hice un cuento con el fin de mejorar su autoestima. El proyecto global sería hacer cuentos que sirvan de herramienta a los niños para crecer en su interior y ayudar a los padres en la crianza.


Entonces, ¿qué idea intentas transmitir con este primer cuento?


Este primer cuento es para fomentar la autoestima en los niños. La protagonista es una princesa y el cuento sigue la historia clásica de una princesa que busca el amor verdadero y organiza diferentes torneos pero al final se da cuenta de que el amor verdadero está más cerca de lo que ella cree. 


¿Has pensado en presentarlo en Valdepeñas?


Sí, lo presentaré en la biblioteca municipal, haré un cuentacuentos en el colegio Salesianas  y en la ludoteca Garabatos. Luego también lo presentaré en la biblioteca de Ciudad Real.


¿Cuándo se publicará el libro?


Ahora está en proceso de edición y saldrá a la venta el 21 de marzo. Se puede encontrar en Internet, en Amazon, en El Corte Inglés, en la Casa del Libro y en la editorial Babidi-bú. Ahora he preparado la precampaña para sacar adelante el comienzo del libro.


¿En qué consiste esa precampaña?


Esa precampaña es sacar fondos para que yo pueda pagar los primeros gastos de la edición del libro porque la editorial con la que trabajo es de coedición y el autor tiene que correr con algunos gastos y la editorial con otros. Entonces, he hecho la precampaña para que la gente conozca el proyecto y pueda comprar el libro con algunos extras que no encuentras en la editorial. Si entras en la página de Verkami puedes encontrar varios packs hechos con mucho mimo y elegir el que más guste que acompañe al libro. Además, al ser mecenas a través de esta plataforma, tu nombre irá incluido en el libro. En la primera edición, como el libro ya está en impresión, voy a crear una sobrecubierta donde irán los nombres de todos los mecenas. Y si llegamos a una segunda edición, los nombres de los mecenas ya estarán dentro del libro. 


¿Así que está teniendo buena acogida?


Sí, porque el primer día que salió el proyecto conseguimos un 30% del objetivo. Hay una regla no escrita que dice que si una precampaña llega al 30% en la primera semana, tiene muchas posibilidades de éxito. Yo llegué al 30% el primer día y en las primeras 48 horas llegué al 50%. Y es una campaña de 30 días. Está yendo genial porque me he dado cuenta de que estoy rodeada de gente fabulosa, que están apoyando el proyecto de una manera espectacular. Yo sabía que iba a gustar, creía en mi proyecto, sé que es una historia buena, todas las ilustraciones las he hecho con mucho mimo pero yo soy la autora y no tengo espíritu crítico con mi obra. Pero enseñársela a los demás, muchos gente desconocida, y que te digan que el proyecto merece la pena, que es muy bonito, que les interesa, para mí ha sido un subidón y me alienta a seguir con esto.


Además, tengo amigos que me han dicho que han visto el proyecto y que les ha interesado pero no porque sea mío. Que amigos te digan eso, que no solamente pongan el dinero por amistad, es muy bonito. Le enseñé el proyecto a una amiga y se emocionó cuando lo vio. En ese momento te das cuenta de que el resto de gente va a creer en él. 


Como tiene un lado educativo, ¿te gustaría que se distribuyera en los colegios como herramienta?


Sí, claro, es el fin de este libro y del proyecto que sería hacer cuentos de este estilo. Que lleguen a la mayor cantidad de niños posible, que lo compren los abuelos, los tíos, los padres, para dar ese empujón a los niños, ya que la autoestima no es algo que te enseñan en la escuela. Siempre te dicen que tienes que querer a mamá, tienes que querer a papá, que está muy bien, pero es verdad que nos olvidamos de decir 'quiérete a ti mismo', empieza por ahí. Veía que eso es algo muy importante, que le puede ayudar a los niños y así intentamos poner nuestro granito de arena para hacer una sociedad un poco mejor, a ver si se puede.


Y la idea es seguir publicando este tipo de cuentos...


Sí porque cuando nació mi hijo me interesé mucho por la crianza respetuosa y por la disciplina positiva, por formar a mi hijo como una persona de provecho porque te das cuenta de que los niños son el futuro, tú siembras una semilla en tu hijo para que luego crezca cuando sea mayor, en la sociedad.