Tercero: "No podemos permitir que el Salón de Plenos sea el cortijo privado de un señor que se dedica a decir quién puede decir y qué puede decir"

|

070222 va pp



El grupo municipal popular ha denunciado la "actitud dictatorial del alcalde", Jesús Martín, razón por la que sus cuatro concejales han abandonado el Salón de Plenos, apoyando así a la portavoz de Vox, que ha sido expulsada del Pleno de febrero después de Martín le llamara al orden hasta en tres ocasiones. "Un alcalde que se dedica a quitar la voz a las fuerzas políticas que estamos representadas en este ayuntamiento para que no podamos trasladar a la opinión pública las ideas que nos trasladan los ciudadanos", según ha lamentado su portavoz, Cándida Tercero.


Y es que, desde el PP recuerdan que la labor de la oposición "es fiscalizar, trasladar la opinión del pueblo y opinar sobre los puntos que se gestionan, pero estamos en manos de un Equipo de Gobierno que desconoce la democracia y desconoce que nuestra función es esa y ayudar para que el pueblo despegue y tenga un futuro". 


De esta forma, Tercero ha asegurado que se hubieran levantado del Salón de Plenos con cualquier otra fuerza política que hubiera sido expulsada "porque no podemos permitir que el Salón de Plenos sea el cortijo privado de un señor que se dedica a decir quién puede decir, qué puede decir y qué es lo que debe decir y no vamos a permitir que nuestra voz sea callada por su forma dictatorial e impresentable de dirigir un Salón de Plenos".


Además, para el PP, con esta expulsión ha conseguido su objetivo, "que los ciudadanos centraran la atención en esa expulsión y no en lo verdaderamente importante y es que él y el concejal de Personal deberían de haber presentado hoy mismo su dimisión por su incompetencia y por su forma de gobernar este ayuntamiento desde el punto de vista dictatorial", según Tercero, quien ha recordado que "han despedido a una trabajadora del ayuntamiento porque según ellos no tenía trabajo, pero es presuntamente porque se dio a conocer en su día las posibles llamadas que se hacían desde este ayuntamiento, personales y privadas, a otros países como Argentina, Costa Rica, Panamá o Budapest".


Según Tercero, "la oposición pidió en su día las facturas y no se dieron a conocer y quieren que este tema quede oculto porque el Tribunal Superior de Justicia ha dado la razón a la trabajadora, que ha sido valiente y ha luchado por sus intereses".


Así, añaden desde el PP, "lamentablemente hay muchos trabajadores que han tenido que abandonar en su empeño e ir a trabajar a otros sitios porque no han podido seguir unos juicios tan largos e intensos que son insoportables desde el punto de vista económico o mental".


Por último, Tercero ha señalado la importancia de trasladar a la opinión pública "la forma que tiene este Equipo de Gobierno de gobernar la ciudad con una política del miedo, porque los ciudadanos tienen miedo a expresarse con libertad y también los trabajadores tienen miedo y eso lo vamos a denunciar desde el PP por activa y por pasiva".