El Gobierno de Castilla-La Mancha volverá a contar con los ayuntamientos para gestionar la segunda edición del Plan Corresponsables

|

270122 rg junta 3



El Gobierno de Castilla-La Mancha volverá a contar con los ayuntamientos de la región para la gestión de la segunda edición del Plan Corresponsables, tal como ha anunciado hoy en Villarrobedo la consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández.

 
Una vez que el Gobierno de España ha confirmado la reedición de este plan para favorecer la corresponsabilidad familiar y que no sean solo las mujeres las que asumen la mayor parte de la carga de los cuidados, “desde el Gobierno de Emiliano García-Page lo que pretendemos es volver a poner a disposición de los ayuntamientos estos recursos, porque es la administración que sabe mejor que nadie las necesidades que tiene la ciudadanía”, ha afirmado la consejera.
 
La responsable regional de Igualdad ha afirmado que esta decisión está en sintonía con la vocación municipalista del Gobierno de Emiliano García-Page que ha hecho posible destinar a Villarrobledo, en la edición de 2021 de este plan, un total de 135.000 euros para atender las necesidades de conciliación de las familias con menores de entre 0 y 14 años.
 
Conciliación y empleo femenino
 
Al hilo de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) conocidos hoy, la consejera ha lanzado una reflexión acerca de la importancia de la empleabilidad de las mujeres y la corresponsabilidad. En primer lugar, Blanca Fernández ha destacado que la EPA indica que Castilla-La Mancha tiene una tasa de paro por debajo de la media nacional, dato que contrasta con el de 2015, cuando estaba por encima de la media de España en siete puntos.
 
“Esto significa que hemos generado más empleo que la media de las comunidades autónomas de este país y eso es un orgullo. Cuando llegamos al gobierno, había 280.000 personas en paro en Castilla-La Mancha. Hoy hay 133.000, menos de la mitad de las que había, y estamos en niveles de empleo en este momento de 2007. Castilla-La Mancha ha superado dos crisis en términos de empleo, la crisis financiera y la crisis Covid”, ha afirmado la consejera.
 
Al hilo de estas buenas cifras, la consejera ha apostado por seguir impulsando el tejido productivo y por favorecer la empleabilidad de los colectivos y personas más vulnerables desde el punto de vista de la empleabilidad y, en particular, de las mujeres, porque tanto en Villarrobledo como en Castilla-La Mancha seis de cada diez personas desempleadas son mujeres.
 
“Por tanto, hay que hacer especial incidencia en la empleabilidad de las mujeres y el Plan Corresponsables tiene mucho que ver en eso, porque en la medida en que somos nosotras las que nos hacemos cargo de la mayor parte de los cuidados, cualquier mecanismo que contribuya a mejorar la conciliación, hace que las mujeres podamos tener más oportunidades en el plano laboral, en el formativo e incluso en el plano del ocio al cual también tenemos derecho”, ha afirmado la consejera.
 
Blanca Fernández ha recordado que, aunque en los últimos años se han reducido en diez puntos el desempleo femenino, sigue siendo una asignatura pendiente por lo que el objetivo del Gobierno regional es “intentar que lleguemos a una situación de igualdad plena en materia de empleo, de salarios y de pensiones”. Precisamente en el ámbito de las pensiones, la consejera ha recordado que por primera vez en Castilla-La Mancha se ha superado los 1.000 euros de pensión media que han crecido también por encima de la media más de un cinco por ciento en el último año.
 
Una ciudadanía en pie
 
Para concluir, la consejera ha afirmado que, a pesar de que hay muchos retos en la sociedad actual, “Castilla-La Mancha ha sabido fortalecerse y ponerse en pie en las circunstancias más adversas como lo hemos demostrado en los dos últimos años”.
 
Blanca Fernández ha remarcado que, una vez cumplido el objetivo que se marcó Emiliano García-Page cuando llegó al Gobierno de crear 150.000 empleos, “están puestos los mimbres” para “comprometernos nuevamente a crear otros 100.000 puestos de trabajo en los próximos tres años. Ese es nuestro objetivo y que haya un porcentaje mayor de mujeres que encuentran empleo para llegar a esa igualdad real”. Un hecho que para la consejera contribuirá a que la violencia machista cada vez sea más minoritaria porque disminuye la vulnerabilidad e implica un reparto de poder en cuotas más justas.
 
Un centro de la mujer más que consolidado
 
En cuanto al centro de la Mujer de Villarrobledo, la consejera de Igualdad y portavoz ha subrayado que está “más que consolidado” como lo demuestra la intensa actividad que viene desarrollando, de lo que da cuenta que el año pasado, en plena pandemia, atendieron las demandas de 250 mujeres en el ámbito laboral psicológico, social, jurídico y también de la violencia machista. Por todo ello, la consejera ha reconocido “la valía y la labor de este equipo que lleva trabajando tanto tiempo” y ha destacado su importancia en el diseño y en la articulación del Plan Corresponsables.