Jesús Martín: "Con todo lo que hemos sufrido estos dos años, Valdepeñas puede estar orgullosa de su trabajo colectivo porque entre todos hemos hecho una ciudad para vivir"

|




170117 VA JESUS MARTIN ALCALDE 1



A pesar de la pandemia, Valdepeñas no se ha parado. Es lo que afirma y destaca el alcalde de la ciudad, Jesús Martín, quien reconoce que, a pesar de lo complejo de los dos últimos años, se han conseguido sacar adelante grandes proyectos que han convertido a Valdepeñas en una ciudad para vivir. Proyectos que continuarán este año, cuando se empezarán a ver materializados, como el paso subterráneo que comunicará el casco urbano con el barrio de San Pedro, la última fase de la calle Torrecillas y del velódromo, o la creación de una plaza pública en la Casa de los Vasco. De estos proyectos y de otras acciones hablamos con el primer edil en esta entrevista, donde adelanta también que el Carnaval volverá este año a Valdepeñas.


¿Qué balance puede hacer del año pasado en el Ayuntamiento de Valdepeñas?


Visto los entornos y lo que llevamos, que es verdad que el ser humano es capaz de asumir con naturalidad los desmanes como este 'bicho' y seguir adelante, creo que se trata de un buen año en cuanto a ejecución presupuestaria, de nuevas dotaciones para la ciudadanía, de no haber parado la economía local... Es verdad que contamos con una ventaja, que es el sector terciario, que es uno de los que más ha sufrido pero que ahora está remontando. 


Pero en el entorno político e inversor, Valdepeñas se ha puesto en marcha con el velódromo, que lo terminaremos este año, hemos terminado también el aula de la naturaleza, que se inaugurará dentro de poco. Yo tenía interés en eso porque recuperamos el último vaso que quedaba en el Peral y va a ser un aula didáctica para enseñarle a nuestros pequeños y  a nuestros grandes que el agua en Valdepeñas es un milagro y no lo hace Dios. Y para conservar lo que heredamos de nuestros mayores hemos de tener conocimiento sobre el valor real que tienen y el agua es uno de ellos.


Hemos terminado la primera fase de la calle Torrecillas, también hemos finalizado la nueva sede de los sindicatos agrarios en la salida del Peral, con lo cual vamos a liberar la antigua sede de Manserja para incorporar este año el Centro de Educación de Adultos, tenemos intención de trasladar la Policía Local donde está ahora el Centro de Educación de Adultos y hemos conseguido este año cerrar la plantilla de la Policía Local que también nos hacía falta.


En su conjunto, hemos tenido que hacer un refuerzo fundamental en la fachada del Teatro Auditorio Municipal con una inversión de casi 300.000 euros, cambiar la maquinaria escénica y ahora tenemos que cambiar el aire acondicionado que son 350.000 euros.


Hemos hecho un avance fundamental en el Plan de Tormentas con la expropiación de todos los terrenos que quedaban para continuar las obras desde la rotonda de los Donantes de Sangre hasta la Avenida del Vino. 


Así que no hemos parado. Y lo fundamental es que el haber sido en su día uno de los primeros ayuntamientos en contar con sede electrónica, nos ha permitido que todas las bajas que hemos tenido de funcionarios y laborales por el Covid, que han sido muchas, han podido trabajar desde casa, con lo cual la administración no se ha parado.


Valdepeñas cuenta este año con más de 33 millones de euros de presupuesto. ¿Cuál sería la inversión o proyecto más importante que destacarías y que vamos a poder ver en 2022?


Este presupuesto estaba cantado desde hace dos años porque la parte más importante es la que viene de los fondos Edusi. Este año vamos a cambiar todas las calderas de los colegios y de algunos edificios públicos. Es un proyecto que no se verá pero es muy importante para la sostenibilidad medioambiental y para la garantía de que no haya que cerrar cada tres por dos la piscina municipal porque la caldera de pellet no funciona. 


También se iniciarán las obras del nuevo paso subterráneo del barrio de San Pedro, que no es tanto el hecho de las personas que se van a ver beneficiadas como la vertebración que supone para la localidad quitar de la calle Cristo las escaleras obsoletas que hay. 


Además, finalizaremos las obras del velódromo, que empezó con un presupuesto de 300.000 euros y ya hemos superado el millón de euros. Con ello damos una nueva instalación deportiva al barrio del Lucero y la vida que le va a dar a la nueva residencia de Ancianos, además de que hemos urbanizado toda la zona. 


Y cuando cerremos el año, que habremos acabado también la última fase de la calle Torrecillas, creo que son proyectos muy potentes que se van a ver.


En el presupuesto B que vamos a cerrar a continuación, donde vamos a incluir nuevas inversiones, hemos adquirido más patrimonio para la localidad, como la Casa de los Vasco, donde queremos hacer un jardín como el de Bodegas A7 a disposición de los vecinos de esa zona, que está muy colmatada y con pocos espacios públicos, y hemos adquirido también en la calle Pintor Mendoza el solar que había a la espalda del Museo Municipal, donde queremos darle otra entrada para que cuando vengan los colegios no salgan a la calle Real que por el tráfico es un poco temeraria.


Quiero incorporar también una escultura a Maestro Ibáñez, algo que surgió en el homenaje que le hicimos a doña Inés, donde nos la pidieron para su padre, que es la persona que creó el espíritu musical en la localidad. 


También se ha adjudicado ya el albergue del Cerro de las Cabezas, con 600.000 euros de inversión, y se llevará a cabo este año.


Además, quiero que la rotonda de la calle Norte con la Avenida Primero de Julio se quede integrada dentro de los nuevos bulevares y vamos a incorporar unos 50 ó 60 metros más adelante para que cuando se venga desde Castilnuevo, en vez de entroncar a la rotonda, se entre en el nuevo bulevar. Ahí nos vamos a parar de momento porque eso no depende de nosotros, aunque está ya en el boletín. No podemos cubrir más Canal hasta que Renfe solucione el problema de embudo que hace el Canal al final. Eso hace que cuando caen aguas torrenciales, el Canal desborda a esa altura por el efecto embudo. Hay un proyecto multimillonario de 7 u 8 millones de euros, porque no se puede cortar la línea ferroviaria, y hay que hacerlo desde abajo para ampliar la capacidad del Canal y de ahí hacia adelante ya tendremos el parque fluvial a futuro.


Por lo tanto, con todo lo que hemos sufrido estos dos años creo que Valdepeñas puede estar orgullosa de su trabajo colectivo porque esto lo hemos hecho entre todos. Hemos dotado a la ciudad de recursos que le eran necesarios, hemos hecho una ciudad para vivir, con el nuevo bulevar entre las calles Seis de Junio y Norte, y creo que podemos estar orgullosos de haber conseguido esos objetivos. Satisfecho no voy a estar pero no me voy a quejar porque no quiero ofender a Dios.


A nivel cultural este año Valdepeñas va a contar un parque arqueológico y asistirá a la reapertura del Museo Gregorio Prieto. ¿Qué va a significar esto para la ciudad?


Creo que hay cosas que ocurren en un día y son los que fijan un futuro aunque el día en el que ocurren los que estamos en ese día no somos del todo conscientes de vislumbrar lo que el futuro nos augura. Tener el yacimiento en la ubicación que lo tenemos, con el acceso espectacular desde la autovía, y que sea el séptimo parque arqueológico de Castilla-La Mancha es algo que le va a dar mucho a Valdepeñas de cara al futuro. Con ello podremos entrar en el catálogo mundial de parques arqueológicos de la UNESCO, con lo que eso significará para el turismo. Valdepeñas no se ha parado, desde los gobiernos anteriores, en la inversión para poner en valor el Cerro de las Cabezas porque es el único puro de la cultura ibérica sin que haya sido invadido posteriormente por otras civilizaciones, por lo que quien quiera saber cómo vivía un español 500 años antes de Cristo tiene que venir a Valdepeñas. De hecho, tenemos universidades adscritas que hacen proyectos de investigación todos los años, planes de empleo...


Por la A4 en una situación normal circulan 5.000 vehículos. El hecho de que podamos anunciarnos en la carretera en ese punto, se venga del norte o del sur, con que parara un 2% imagínate lo que supone para el sector terciario de la economía de Valdepeñas y lo que es más, el grueso de todo lo que hay allí está en el Museo Municipal, con lo cual, todos los que visiten el parque arqueológico, saben que después puede visitar el Museo Municipal y eso puede ser un retorno de un fin de semana.


Llevo 25 ó 30 años trabajando por esto desde que era concejal de Cultura, así que nos ha costado, no nos lo han regalado. Pero bien está lo que bien acaba. Ahora ya está publicado y creo que para septiembre u octubre habremos conseguido la recompensa para un trabajo en el que la ciudad ha trabajado en los últimos 40 años.


Y en cuanto al Museo Gregorio Prieto, ha hecho un esfuerzo muy notable y encomiable como fundación privada y va a volver a poner en valor toda la obra de Gregorio Prieto. Por ejemplo, han hecho una recuperación de las cuevas que es espectacular, están anegadas de agua y son como un paraíso. No sé si tenemos conciencia del regalo que Gregorio le hizo a la ciudad con este museo en tiempo sine die para toda la vida. Porque es verdad que dentro de la literatura la Generación del 27 tuvo grandes nombres, entre ellos Gregorio Prieto, y por el devenir de las circunstancias es cierto que suenan más unos que otros. Pero cuando se estudia la Generación, ahí está Gregorio y ahí está Valdepeñas.


¿Qué características tendrá el proyecto de recuperación de la Casa de los Vasco y para cuándo comenzarán las obras?


El cuerpo de la casa hay que recuperarlo tal cual como hicimos con el Centro de Empresas de la calle Castellanos. Los corrales o supuestos jardines queremos recrearlos tal y como serían. Y hay algo peculiar en la Casa de los Vasco y es que tienen la cueva más grande y más antigua de la ciudad, que la tenemos que recuperar también. Por lo tanto, la Casa de los Vasco llevará tres proyectos. El primero es el que queremos poner ahora en valor y estamos trabajando ya en él, pero estamos supeditados a la Comisión Provincial de Patrimonio, donde ya presentamos el proyecto. Tenemos un problema interior de derrumbe de unos muros, que nos tienen que permitir a ver cómo lo podemos hacer. Habrá que reconstruir porque apuntalar es imposible porque son de adobe. El segundo proyecto es el de recuperación y puesta en valor de las cuevas, donde ya se está trabajando. Y el tercer proyecto sería el cuerpo de la casa, donde podremos hacer otro museo o darle otro uso como sede de la Universidad Popular. En todo caso, recuperar la casa tal y como era en el siglo XVI para que, dentro de la oferta cultural que haga la ciudad, podamos enseñar cómo era una casa en la Valdepeñas del siglo XVI. Por lo tanto, son proyectos a futuro. De momento estamos con el proyecto que hemos presentado para abrir al público desde la calle Cervantes unos jardines o espacio con zona de juego infantil donde los más pequeños, protegidos del tráfico, puedan desarrollar una actividad lúdica.


Valdepeñas se ha dotado también de más patrimonio con la adquisición de varios solares que permitirán ampliar los espacios públicos y la construcción de un aparcamiento subterráneo en la calle Seis de Junio. ¿En qué consistirán todos estos proyectos?


Hay algo que nunca he entendido con el Plan de Ordenación Municipal. Que un particular no lo viera y nos llevara al juzgado, que no sirvió para nada, lo entiendo porque podía entender sin conocimiento que le estábamos haciendo un daño a su bien patrimonial. Pero que una fuerza política como el PP haya tenido esa oposición furibunda llamando "sueño de grandeza, imposible de ejecutar" al POM cuando recuperábamos el patrimonio que no se había perdido hasta entonces, donde dijimos que era posible hacer una plaza nueva en la cara norte de la iglesia como la que hemos hecho, como dijimos que era posible sacar una nueva plaza donde está la de Campoamor ahora en la Avenida de Gregorio Prieto, como dijimos que era posible hacer la Plaza de Mayo y la hemos hecho o la Plaza de Roncesvalles, me parece un error. 


Como me parece un error que no hayan visto que hemos comprado la casa de la esquina de calle Torrecillas con calle Escuelas que, en 2024 cuando se acaben los alquileres, se derrumbará y va a quedar espectacular. Y en este caso también con la adquisición de la parte de Correos en la calle Seis de Junio. Lo que hemos hecho adquiriendo todo ese suelo en el concurso de acreedores del titular de la finca es que la ciudad hoy ha comprado ese suelo a un precio que cuando se desarrolle a espaldas de ese solar lo que hicimos en la Plaza de la Constitución, es decir, un edificio que va a subir tres o cuatro plantas bajo cubierta, va a dejar una plaza de 6.000 metros cuadrados, que sería tres veces la Plaza de España. Y debajo habrá un gran parking con entrada desde la Puerta del Vino. La ejecución de todo eso tiene que ir unida a la operación urbanística del nuevo edificio y para eso tiene que haber un promotor. Nosotros ya tenemos el suelo público de la plaza y lo demás lo hará el tiempo. Eso, que decían que era un sueño de grandeza imposible de ejecutar, se ha visto que es posible. 


Igual que es posible lo que ahora mismo está en manos de una promotora, con la que estamos hablando y creo que lo vamos a poder hacer y liberar, una nueva plaza enfrente de la UNED, en la calle Seis de Junio, donde también dibujaba el POM una plaza, que se va a poder ejecutar posiblemente este año si llegamos a un acuerdo de convenio con el promotor, que está en buena disposición y yo se lo agradezco.


Igual que podemos abrir la calle nueva, que se quedó a medio hacer, donde está ahora Correos, para subir desde la Avenida Primero de Julio a la calle Buensuceso, con lo cual evitamos que el tráfico tenga que llegar a la calle Tomás de Antequera y pasar por el colegio Lorenzo Medina. Y, abierta esa calle, ampliar el colegio. Tenemos que llegar también a un acuerdo con el promotor que está desarrollando la zona, que está en muy buena disposición, que es el mismo que el de la calle Seis de Junio, y posiblemente eso lo podamos ver este año. Y todo eso está en el POM. 


Eso ha conseguido que en una ciudad que data del siglo XII o XIII hayamos podido abrir espacios públicos enormes. Porque un niño en La Mancha y en Valdepeñas no puede jugar en el metro cuadrado de un balcón. Tiene que tener espacios donde jugar y desarrollarse física y emocionalmente. Esto no es Madrid ni queremos ser Madrid ni Nueva York. Queremos ser una ciudad para vivir. Nunca he entendido la cerrazón de la oposición. En cuanto se nombra al POM, voto que no. Pero creo que algún día se darán cuenta de que están equivocados porque desde luego las urnas no le premian ese no.


Respecto al PP, hace unas semanas Cándida Tercero ha declarado en una entrevista después de ser elegida presidenta del PP de Valdepeñas que en las próximas elecciones municipales no se plantea pactar con Vox porque obtendrán mayoría absoluta. ¿Tiene algo que decir a estas afirmaciones?


Espero que no lo saque porque la ciudad no soportaría un gobierno de esta señora habida cuenta del fraude que ella misma supone. Pero hablar así es un poco feo. Porque el PP en Valdepeñas ha dejado de existir desgraciadamente para Valdepeñas con lo cual no hay ninguna opción política para el PP. Se presentó en estas últimas elecciones con una lista de 21 personas. Presumió, como tiene que hacer un líder, de llevar a los mejores, los mejores que el resto de partidos. Pero lo cierto y la verdad que de todas las fuerzas políticas, los únicos que se han movido, quitando Podemos, han sido ellos que sacando cinco concejales van por el 14 de la lista porque al mes se le fueron dos, al otro mes se le fueron cuatro...  Esto no es serio. Además, con todo respeto, el problema no es que esté muy verde por las exposiciones que hace porque verdes hemos estado todos. El problema es que su vanidad le impide aprender. Entonces no sabe lo que son unos presupuestos y cualquiera que sepa un poco de esto y vea los Plenos se dará cuenta. Y tenemos un problema con el PP en Valdepeñas porque ha dejado de existir, porque es una foto de vanidad y porque quien hace esa foto, que es la lideresa, no es que tenga un conocimiento de la administración local, que no lo tiene, es que no tiene tampoco ganas de aprender. Solamente con discursos instalados en la crítica por la crítica, como lo del POM, en la sin razón y en la no verdad constante. Por ejemplo, que venga en cada momento que aparece la deuda en un presupuesto cuando ésta es la deuda más baja que ha tenido el Ayuntamiento de Valdepeñas en toda su historia y que quien dejó la deuda más grande fueron ellos, es que no se sostiene. Pero, en fin, no voy a entrar en eso. Soy valdepeñero, dejaré de ser alcalde como tiene que ser, y mi opinión no vale. A ver qué candidatos hay en las próximas elecciones pero si yo fuera un valdepeñero aséptico, con lo que hoy sé, las características que tiene la ciudad y las capacidades que tienen que tener los dirigentes, a la última persona que votaría, de hecho no la votaría, sería a la señora Cándida porque no tiene ni idea ni ganas de aprender.


¿Este año habrá Carnaval?


Sí, hasta donde podamos tenerlo, vamos a programar ya la normalidad. Si en el devenir de los acontecimientos hubiera que echar marcha atrás, rectificar es de sabios. Ya lo hemos hecho un par de veces y no nos arrepentimos de ello. Pero tenemos que intentar poco a poco ir recuperando la vida normal porque si no, vamos a acabar todos con una depresión que no vamos a salir de ella.


¿Quiere añadir algo más?


Desearle a todos los lectores de El Eco de Valdepeñas un feliz año y que sigamos trabajando. Aquí hay que aplicar la máxima de Camilo José Cela, 'el que resiste, gana'.