Lidia Olmedilla: "Poner un escaparate bonito es un reto porque cada año me lo pongo más difícil"

|

050122 VA LIDIA TBO



La papelería TBO ha conseguido este año el primer premio del Concurso de Decoración Navideña de Escaparates, Fachadas y Balcones organizado por el Ayuntamiento de Valdepeñas. Y es el segundo año consecutivo que lo consigue, teniendo en cuenta que también es el segundo año que se convoca este concurso. Porque hay que recordar que TBO lleva ya doce años regalando a Valdepeñas esta obra de arte porque sus escaparates cada año son mágicos y únicos. De hecho, muchos les conocen ya como el Cortylandia de Valdepeñas. Y no es para menos. Detrás de todos ellos está Lidia Olmedilla, responsable de TBO, que se define como la cabeza pensante, aunque toda su familia le ayuda a hacer realidad su idea cada año, en especial su padre, José Luis. Con ella hemos hablado en esta entrevista.


¿Cuántos años lleváis haciendo el escaparate navideño?


Llevamos doce años ya.


¿Y cómo nació al principio la iniciativa?


Estudié Comercio y Marketing y tuve unos meses que me interesó mucho el tema del escaparatismo y lo quise enfocar a decorar el escaparate en Navidad. Cada año me lo ponía más difícil y nos salieron cosas muy bonitas.


¿Qué habéis querido reflejar este año?


Siempre nos gusta representar escenas de películas o cuentos pero este año hemos querido que sea muy navideño, muy hogareño y familiar para llegar a todos y enseñar la calidez de un escaparate navideño y de la familia, sobre todo.


Es el segundo año que os lleváis el primer premio del Concurso de Decoración Navideña de Escaparates, Fachadas y Balcones que organiza el Ayuntamiento de Valdepeñas. ¿Qué significa para vosotros?


Significa un gran apoyo y satisfacción sobre todo. Es verdad que siempre lo hemos hecho sin intención de ganar nada, simplemente por alegrar un poco la calle y a nuestros clientes. Es verdad que cada año están expectantes por ver qué vamos a poner y eso es lo más importante para nosotros.


Imagino que serán muchos los que os digan lo que les parece y se hagan fotos junto al escaparate...


Sí, mucha, mucha gente. Y de hecho, nos llaman el Cortylandia de Valdepeñas. Les gusta muchísimo.


¿Os lleva mucho tiempo prepararlo?


Sí, en julio o agosto ya tengo la idea plasmada. Y luego ya es ir ejecutando. Porque este año fuimos al campo a buscar ramas, las hemos tenido que pintar, fuimos a buscar tablas para hacer los columpios, el fondo lo tenemos que dimensionar, mandar a pedir, los laterales están cubiertos con un material que hace efecto ladrillo, así que todo eso lleva mucho tiempo y dedicación.


Por eso quería dar las gracias a mi padre, que yo soy la cabeza pensante, pero él es quien me ayuda a ejecutarlo, a hacer los trabajos manuales, a pintar, forrar, pegar, etc... Y también dar las gracias a mi familia, a mi madre, mi hermana y a mi marido por toda su ayuda siempre que la necesito.


¿Para el año que viene tienes ya alguna idea?


Todavía no. Tengo algo, pero no sé si voy a ser capaz o no de hacerlo. Poner un escaparate bonito para mí es un reto porque cada año me lo pongo más difícil. Y si pienso algo que, no es que no esté a la altura, sino que no sea tan bonito, me desanima un poco y quiero darle un empujón más fuerte. Pero sé que va a llegar un año en el que me voy a quedar sin ideas.


¿Qué te parece el concurso que organiza el Ayuntamiento?


Me parece bien pero creo que no llega del todo al pequeño comercio. No sé si es por desinformación o quizás hubiera que avisarlo con más antelación, por escrito o por mail. Creo que es por eso por lo que no se presenta tanta gente. Y estaría muy bien que nos presentáramos más establecimientos, que es lo que de verdad da vida al pueblo, el pequeño comercio.


¿Quieres añadir algo más?


Agradecer al Ayuntamiento el reconocimiento y animar a los demás a que participen.