La convocatoria para pedir las ayudas al alquiler que el Gobierno regional ofrece a las mujeres víctimas de violencia de género permanece abierta

|

281221 cr junta



Un millón de euros es el presupuesto que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha consignado este año y el próximo para la concesión de ayudas al alquiler de vivienda por parte de mujeres víctimas de violencia de género, una línea de subvenciones que en su última convocatoria benefició a 55 solicitantes de ayudas de 19 localidades de la provincia de Ciudad Real.

La delegada provincial de la Consejería de Igualdad, Manuela Nieto-Márquez, y el de la de Fomento, Casto Sánchez, mantuvieron hace unos días una reunión para coordinar la tramitación de estas ayudas, que se pueden solicitar desde el pasado día 4 de noviembre para contratos de alquiler firmados desde el 1 de enero de este año.

Las principales novedades de esta convocatoria son que estará abierta de forma permanente, que las ayudas se podrán abonar por anticipado y el incremento de la cuantía de las mismas, ya que, con carácter general, se concederá a las beneficiarias una ayuda del 60 por ciento del importe del alquiler mensual que no deberá ser superior a 750 euros mensuales, más del doble del tope fijado hasta hora, que era de 350 euros.

Este porcentaje aumentará hasta un 75 por ciento en el caso de que la beneficiaria o cualquiera de sus familiares que convivan con ella tengan reconocido un grado de discapacidad y llegará al 100 por cien cuando la mujer acredite la condición de familia numerosa, provenga de un recurso de acogida del Instituto de la Mujer o tenga a su cargo una persona que tenga reconocida una situación de dependencia.

Según la delegada de la Consejería de Igualdad, se trata de ayudas muy importantes que “garantizan la calidad de vida de las víctimas y la posibilidad de disfrutar de un alojamiento digno para ellas mismas y para sus familias”. Nieto-Márquez también destaca que sea una convocatoria abierta que facilita que las ayudas se puedan solicitar en cualquier momento porque “eso prueba que la administración puede ser accesible y cercana y está capacitada para dar respuesta inmediata a los problemas”.


Estas subvenciones para el alquiler de ayudas las convoca la Consejería de Fomento con los fondos del Pacto de Estado contra la Violencia de Género y forman parte de las políticas transversales en materia de igualdad que viene desarrollando el Gobierno de Castilla-la Mancha con medidas como la priorización de las mujeres víctimas de violencia de género en las contrataciones de los planes de empleo o las ayudas a la hora de crear una empresa; con programas de asistencia psicológica o con diferentes tipos de ayudas entre las que se encuentran las sociales, de solidaridad o las becas para realizar estudios universitarios.