Las joyas de la provincia de Ciudad Real para visitar en familia

|

101221 cr dipu



La provincia de Ciudad Real está llena de tesoros por descubrir. Los tenemos aquí al lado y son absolutos desconocidos para una gran mayoría. Y las posibilidades son infinitas. Desde turismo gastronómico, a turismo de naturaleza o cultural, turismo de fiesta y tradiciones o el turismo familiar, el cual puede convertirse en una excelente opción para disfrutar estas vacaciones de Navidad en familia y visitar esos sitios que tenemos tan cerca pero que no conocemos.


Podemos hacer una fantástica ruta si comenzamos nuestra visita en Villanueva de los Infantes, uno de los Pueblos Más Bonitos de España. En concreto, visitaremos la celda de Francisco de Quevedo. Esta celda, situada en el Convento de Santo Domingo, fue el lugar en el que falleció Francisco de Quevedo y Villegas el 8 septiembre de 1645. En todo caso, el poeta había llegado aquí el mes de abril desde Torre de Juan Abad para buscar atención médica.


101221 cr dipu 2


Después viajaremos hasta Argamasilla de Alba para visitar la cueva prisión de Medrano. En este caso, hablamos de un monumento declarado Bien de Interés Cultural el 26 de octubre de 1972. Está dentro de la magnífica Casa de Medrano, edificio muy significativo en la vida de Miguel de Cervantes. Actualmente, ha sido reformada para convertirse en un espacio cultural.


Además, es una casa que conserva esa estructura tradicional propia de las casas manchegas, ya que cuenta con sótanos encalados frescos en verano y calientes en invierno. En la planta baja, se encuentra el espacio que sirvió de prisión y en la que presumiblemente estuvo encarcelado Cervantes. A su vez, hay datos históricos que remiten a esta casa, como los de la edición de Manuel Rivadeneyra y prólogo de Hartzenbush, la visita de Azorín en 1905 o la de Rubén Darío. Todo ello se vincula al ambiente mágico de la cueva, que ha sido expuesta a las miradas de muchísimos viajeros que han pasado por aquí.


101221 cr dipu 3



Continuaremos nuestro viaje hasta Alcázar de San Juan para visitar sus molinos de viento. Más lejos del núcleo urbano de Alcázar, en el cerro de San Antón, se observan las impresionantes figuras de los «gigantes». Son los cuatro molinos de viento que se conservan en Alcázar de San Juan: Rocinante, Barataria, Fierabrás y Barcelona. Realmente, son ingenios mecánicos de gran precisión utilizados para moler el grano y obtener la harina gracias al aprovechamiento de la energía de la naturaleza (el viento). Aun así, son esto y mucho más, ya que nos abren la imaginación y la creatividad generando impresiones inolvidables para recordar. Normalmente, se realizan moliendas durante todo el año y se informa de las fechas de estas en la web del Ayuntamiento o en la Oficina de Turismo.


101221 cr dipu 6



Volveremos nuestra ruta hacia Valdepeñas, donde tenemos que visitar dos imprescindibles. Por un lado, la ermita de la Veracruz. La ermita es una interesante muestra de arquitectura religiosa, construida en el siglo XVI presumiblemente sobre una sinagoga. Tiene una estructura sencilla de planta basilical y se encuentra dividida en tres naves. Su localización es la plaza de la Veracruz de Valdepeñas, aunque actualmente ha perdido su valor religioso; se reconvirtió en el siglo XXI en el Auditorio Francisco Nieva, hasta que en 2018 se renombró como Auditorio Inés Ibáñez Braña. Allí se realizan ahora actividades culturales como son exposiciones, presentaciones de libros, representaciones teatrales…


101221 cr dipu 4


Y otra de las numerosas joyas que guarda Valdepeñas es su Iglesia de la Asunción. Sus orígenes, aunque desconocidos, se podrían situar a finales del siglo XII o a principios del XIII. En un principio parece que la Iglesia fue construida como una parte de la fortaleza de los caballeros de Calatrava, a juzgar por ciertos elementos conservados que serían más propios de un castillo que de un templo religioso.


La iglesia tiene dos naves: la principal y la de San Lorenzo, así como una capilla manierista en el lado del evangelio. En la fachada principal cabe destacar la puerta del Sol, la que da a la Plaza de España, que está dedicada a Nuestra Señora de la Asunción del siglo XV. La otra entrada es puerta de los Catecúmenos. La torre, posterior a la construcción, data del siglo XVI y está compuesta por cinco cuerpos. Gracias a esta formación el edificio posee cierta esbeltez.


Dentro de la nave principal se encuentra el retablo, una copia del original que databa del año 1553. Aún conserva seis tablas atribuidas a la Escuela del pintor ciudadrealeño Hernández Yáñez de la Almedina.


101221 cr dipu 5


Y luego os proponemos varios imprescindibles que tenéis que visitar en familia. Uno es el Jardín Escolar de Especies Autóctonas 'Julio García Donas-Puyot', el Mirador del Campo Batalla de Alarcos y el Mirador de MAARES.


Pero, además, si visitáis Almadén no podéis dejar de conocer su parque minero. El Parque Minero de Almadén propone una actividad distinta a través de una visita a distintos rincones del interior de las minas de Almadén, las cuales han estado en activo más de 2000 años. Además, también se puede conocer el Cerco de San Teodoro y el Cerco de Buitrones, así como contemplar con nuestros propios ojos lo duro que podía resultar el trabajo en las minas para los condenados a ellos.


101221 cr dipu 7


Pero si preferís el turismo de naturaleza, dos imprescindibles son el Parque Nacional de Cabañeros. Se trata de un privilegiado paraje situado en las provincias de Ciudad Real y Toledo. Además, fue declarado Parque Nacional en 1995, pero siete años antes, en 1988, ya había sido declarado Parque Natural por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha como fruto de la generalizada reivindicación popular para evitar que se convirtiera en un campo para maniobras y prácticas de tiro de carácter militar.

101221 cr dipu 8


Y el parque de las Lagunas de Ruidera. Las lagunas de Ruidera son un impresionante paraje de gran belleza con singularidades paisajísticas y geológicas, situado en los límites de las provincias de Ciudad Real y Albacete. Está formado por un complejo sistema lagunar de quince lagunas: la Blanca, la Conceja, la Tomilla, la Tinaja, la de San Pedro, la Redondilla, la de la Lengua, la Salvadora, la de Santos Morcillo, la Batana, la Colgada, la Laguna del Rey, la Cueva Morenilla, la Coladilla y la Cenagosa. Considerado uno de los espacios naturales húmedos más interesantes y bellos de la Península, el complejo se caracteriza por las caídas de agua que engarzan unas lagunas con otras. Las lagunas son el drenaje natural de una buena parte del acuífero del Campo de Montiel.

101221 cr dipu 9