Poetas comprometidos en la eliminación de la violencia contra la mujer se citan en Valdepeñas en el recital “Palabras en silencio”

|

201121 VA RECITAL 1



Alfredo Jesús Sánchez Rodríguez, Elisabeth Porrero Vozmediano, Eusebio Loro, Juan José Guardia Polaino, Luis Romero de Ávila Prieto, María José Redondo Sánchez-Migallón (Mayu) y Teresa Sánchez Laguna, bajo la coordinación del poeta solanero Luis Díaz-Cacho Campillo y la colaboración de la cantautora María Vasán, clamarán el próximo jueves, 25 de noviembre, en Valdepeñas, contra el machismo.


Mujeres y hombres, poetas todas y todos, se dan cita en Valdepeñas en el recital “Palabras en silencio” para aportar su verso contra la violencia de género en la conmemoración del ‘Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer’, que se viene celebrando anualmente el 25 de noviembre para denunciar la violencia que se ejerce sobre las mujeres en todo el mundo y reclamar políticas en todos los países para su erradicación. La cita tendrá lugar en el Centro Cultural ‘La Confianza’ a partir de las 20.00 horas.


Dice Araceli Martínez Esteban, en el prólogo de “Palabras en silencio”, que la poesía es el “instrumento más exquisito para detectar situaciones y contextos claramente sexistas, con capacidad para reflejar la violencia machista y la desigualdad entre mujeres y hombres en toda su complejidad. Y en toda su sutilidad”.


Y aunque nadie mejor que las mujeres para expresar el sufrimiento, el temor y la sensación de impotencia ante la injusticia que provocan la discriminación y la violencia ejercida hacia ellas; el “Instrumento” de la poesía, en “Palabras en silencio”, es utilizado al unísono por hombres y mujeres, con el que se pretende “influir en la percepción social, incluso incidir en los cambios sociales necesarios” para que la tan cacareada “igualdad entre hombres y mujeres” sea alguna vez una realidad.


A Valdepeñas llegan ocho de los veintitrés poetas que en el XI Encuentro Oretania, celebrado en 2019 en La Solana, unieron sus versos para hablar de feminismo, de igualdad para posicionarse juntas contra la violencia de género. Poetas, mujeres y hombres, que creen en un espacio compartido, en la igualdad de todas las personas y en el amor sincero de los unos con los otros, que creen en una poesía necesaria, que se rebela contra las desigualdades y discriminaciones múltiples que impiden a las mujeres y niñas disfrutar plenamente de los derechos que como ciudadanas les corresponde.


Por eso Alfredo Jesús Sánchez Rodríguez, nos retrata una mujer ‘Sometida entre golpes de furia, / despreciada, rota en el dolor, / solo querías que no hubiera más noches / y poder terminar de una vez’. Y al mismo tiempo la alienta a que ‘No dependas de él, déjale marchar, / que siempre existe una salida, / solo tú tienes la fuerza / y la voluntad, porque no bastan los anhelos’.


Y Elisabeth Porrero Vozmediano, rinde homenaje a la profesora que encontró la muerte cuando marcho lejos de casa, para en un nuevo trabajo ‘darte a tus alumnos / en pizarras y láminas, / de hacer con tus compases / sus mundos más redondos, / de pintar con tus colores / sus días, aún pequeños’. Elisabeth también nos recuerda que, ‘aunque cueste creerlo, / aún hay seres inhumanos, / monstruos que rasgaron / la luz de tus acuarelas’. Y en nombre de todos nosotros y ‘Allá donde estés / concédenos perdón, / por no haber sabido, / una vez más, evitarlo’.


Por su parte, Eusebio Loro, en su poética, nos hace ver el contraste en las relaciones personales, que pueden pasar desde ‘Que alegre eran tus poemas / cuando llegaba la primavera, / cuando me recitabas / con un ramo de amapolas / y el susurro de tus labios’, hasta el claroscuro de ‘¿Dónde está tú corazón?, / ¿dónde están tus sentimientos?, / que has hecho de mí / una nube de tormento / Y el dolor me hace decir… ¡Hasta cuándo!’.


Al igual que Juan José Guardia Polaino, nos recuerda que ‘Ella solo quería soñar… / soñar que jamás su alma por él moriría’. Pero por desgracia, como ya ha sucedido en tantas otras ocasiones, ‘Hoy es uno de esos días / en los que una bala mira fijamente a sus ojos / y se le rompen los pasos y las sienes’.


Luis Romero de Ávila Prieto, reclama en su poesía el poder ‘quererse en libertad’. Sin que ‘no me enumeres / pecados del querer, Dios ha podido / unir dos sueños en un mismo nido / postulando el respeto’. El poeta solanero nos dice que ‘Quiero crecer, crecer y desde el suelo / poder tocar el corazón del cielo / y olvidar la palabra silenciosa’.


En cuanto a María José Redondo Sánchez-Migallón (Mayu), nos desnuda la crueldad de algunas relaciones ‘A veces / todo me duele tanto / que hasta dejo de morir…’ y destapa la brutalidad que sufren cuando ‘tus babas y tus escarnios / se desangraban a granel / en el canal de mi cisura. / Eran las doce y media, / la hora en que mi rostro / se lapida…’


Y precisamente, Teresa Sánchez Laguna, se releva contra la lapidación que, aún hoy en día, sigue amenazando a muchas mujeres, preguntándose atónita ‘¿Qué honor puede existir en clavar a una mujer en el suelo y asesinarla impunemente lanzándole piedras hasta su muerte?’


En una época en que se le pone un plato en nuestra mesa al acoso, al maltrato y al extremismo, con la excusa de que todas las opiniones son respetables en un estado de derecho. El coordinador de los ‘Encuentros Oretania de Poetas’, Luis Díaz-Cacho Campillo, no duda en pedir ‘Llamadme feminista, / con todas las palabras’. Y recuerda que ‘La igualdad hay que lucharla cada día’.


Díaz-Cacho no duda en visibilizar la violencia machista, por lo que dice ‘Permitid que me una / a vuestra lucha, / que me sume a vuestro grito / de esperanza, / que llenemos las calles / y las plazas / de un tiempo nuevo’, especialmente cuando una parte de la sociedad propone cambiarla por violencia doméstica o intrafamiliar pretendiendo con ello invisibilizarla.


Encuentros Oretania de Poetas


Los encuentros Oretania de poetas son un evento cultural organizado por el Grupo de Comunicación Oretania, que desde su origen tiene a los poetas manchegos como principales protagonistas, el único requisito para participar en ellos, es ser poeta en la provincia de Ciudad Real, tanto de nacimiento como de adopción, o tener una relación muy directa con esta provincia. Tal y como explica el coordinador de estos encuentros, Luis Díaz-Cacho, “Ciudad Real es una tierra de poetas. De mujeres y hombres que caminan con el verso entre los labios. Los hay, las hay en abundancia y de una magnífica calidad individual que suma en el conjunto para hacer de esta provincia un territorio donde el verso fluye con la sinceridad de quien escribe”.


Precisamente hoy 20 de noviembre, se cumplen doce años desde que, en el año 2009, en Almodóvar del Campo tuviese lugar el primero de ellos. En aquella ocasión bajo el lema ‘La Palabra ante todo’, sin más ambiciones que poner en común la pasión por la palabra y el decir; en el segundo el agua, en el tercero se habló sobre el amor, en el cuarto la poesía erótica, en el quinto la poesía social o de denuncia, y en el sexto la referencia se encontró en el libro más universal, ‘Don Quijote de la Mancha’. Para el octavo Encuentro se eligió un tema apasionante: la fe, la duda, la credibilidad o la incredulidad con ‘Palabra de Dios’. En el noveno el Encuentro Oretania, con lo mejor de su arte retórico se decantó en torno a uno de los productos santo y seña de la tierra manchega, los caldos que rezuman de sus viñedos con ‘Palabras de Vino’.


El décimo encuentro “Palabra de Poeta”, ahondan en el sentimiento literario para hablarnos de la Poesía, de las Musas, del chispazo que deslumbra al poeta, para descubrirnos, por fin, el lado oculto de la luna, para sanarnos, con sus versos, de esa enfermedad incurable que es la Poesía. En la undécima edición del Encuentro Oretania de Poetas, la palabra cobró el sentido más puro con ‘Palabras en silencio’. Veintitrés poetas unieron sus versos para hablar de feminismo, de igualdad; para posicionarse juntas contra la violencia de género. Poetas, mujeres y hombres, que creen en un espacio compartido, en la igualdad de todas las personas y en el amor sincero de los unos con los otros. Siendo, hasta el momento, el último de ellos el celebrado en Calzada de Calatrava, “Palabras al campo”, dedicado a los valores del campo.


201121 VA RECITAL 2