Una quincena de alumnos obtienen el certificado de profesionalidad en el curso de Animación Físico Deportiva desarrollado en Esscam

|

101121 VA CURSO



Una quincena de alumnos y alumnas han participado en el curso de Animación Físico Deportiva que se ha desarrollado en las instalaciones de Esscam y gracias al que obtenido un certificado de profesionalidad en esta especialidad, lo que les abre las puertas a la hora de acceder a un puesto de trabajo. Un curso que se ha clausurado este miércoles con un acto al que ha asistido la directora general de Formación Profesional para el Empleo, Marta Roldán, quien ha destacado la apuesta del Gobierno regional por la puesta en marcha de programas duales, que combinan formación con puestos de trabajo.


“Sacaremos pronto la resolución provisional de admitidos, que es una apuesta del Gobierno regional de más de 18.000.000 de euros, en la que el alumno combina la formación en un centro con un trabajo laboral de un año de duración en una empresa. Se trata de un programa mixto de formación y empleo de cuatro proyectos muy diferentes, pero muy adecuados a la realidad de Castilla-La Mancha”, ha indicado, añadiendo que el programa contará con proyectos para zonas despobladas, programa de escuelas profesionales con un itinerario profesional, programas para mayores de 52 años y otro para grupos de exclusión o personas con discapacidad. 


A la clausura del curso también ha asistido la concejala  de Desarrollo Empresarial, Julia Cejudo, quien ha puesto en valor el trabajo que desarrollan las empresas privadas en la formación, indicando que "desde la administración local no podríamos ofertar algunos certificados porque no tenemos aulas homologadas y de esta forma se amplía el abanico de oportunidades para todo el mundo". Además, ha recordado que el Ayuntamiento cuenta con servicio de orientación laboral para todas aquellas personas que lo necesiten.


Por último, Toni Cifuentes, responsable del centro de formación, ha destacado la importancia de que el curso cuente con un certificado de profesionalidad, algo que no se pone en valor como se debiera. "Una vez que hubiera la obligatoriedad de de tener los certificados, los centros de formación podríamos ofrecer una mayor oferta formativa ya no sólo dependiendo de la administración pública, sino desde lo privado, que es por donde irá el futuro", ha explicado.