¿Qué es el hiperapego en perros?

|

031021 va pelijas



Fuera de casa es normal, pero en tu casa NO, puesto que es su refugio. Que te persiga con cada movimiento que hagas, por todos los rincones, a la cocina, al baño, a la habitación, etc., y no sepa estar en su camita, juala o transportín solo tranquilamente, esto ya nos dice que hay un problema de hiperapego. No es síntoma de que el perro te quiera mucho o que sea especialmente cariñoso. Que probablemente lo sea, pero son hechos independientes. Nunca debe ser tu sombra, eso es síntoma de un problema de salud.


Pero ¿qué es el hiperapego exactamente? Es un vínculo patólogico que crea una dependencia obsesiva con el propietario. Es un problema grave de convivencia que hace que el perro se sienta deprimido, inseguro cuando su responsable no está en casa o cerca de él.


No debemos confundir el hiperapego con la ansiedad por separación. Aunque en muchos casos en la ansiedad por separación también existe hiperapego. La ansiedad por separación a veces es simplemente aburrimiento, falta de estímulos y/o falta de ejercicio. Y se debe de tratar de otra forma.


¿Qué comportamientos conlleva el hiperapego?

Los perros que sufren de hiperapego tienen distintos comportamientos:

  • Gran actividad motora, caminar o correr sin parar, saltar o rascar puertas o ventanas, morder objetos o mobiliario, lloros, temblores, orinar o defecar en sitios no habituales.
  • Hiperactividad, falta de concentración o atención y dormir en exceso, vómitos, diarrea, estreñimiento.
  • Automutilación, aseo excesivo, trastornos cutáneos.
  • Comportamientos compulsivos: perseguirse la cola, quejidos, aullidos o ladridos persistentes.

Cuando estamos en casa tu perrete reclama siempre tu atención: apoyando la cabeza en tu regazo cuando estés sentado, saltando encima ti, llorando mientras te mira fijamente y menea la cola, siguiéndote por toda la casa y esperándote detrás de las puertas cuando éstas se cierran, mirándote con ojos apenados... Siempre tocándote o estando a unos escasos centímetros de ti.


Se vuelve un pesado de mucho cuidado... y los problemas se agravan cuando empezamos a dejar a nuestro perro solo en casa, ya que él no comprende por qué se le “abandona”, porque no se le ha enseñado debidamente y empieza a sufrir un estrés que descarga sobre objetos materiales destrozándolos, llegando incluso, en fases más avanzadas, a hacer sus necesidades en casa.


Además, también los perros que sufren de hiperapego, dificultarán su relación con otros perros, ya que en presencia de otro perro se excita muy rápido, en apenas unos segundos pasan de cero a cien, y bajo el nerviosismo pierden el autocontrol y las formas y producen un rechazo importante en otros perros.


Qué hay que evitar por nuestra parte

Reforzamos su apego si hacemos lo que a continuación describo cuando esta ansioso:

  • Hablarle, consolándole o riñéndole.
  • Mirarle a los ojos.
  • Tocarle.
  • Apartarle con la mano o con la pierna.
  • Acariciarle.
  • Darle comida

Recomendaciones para prevenir el hiperapego

  • Control de la dependencia emocional.
  • Evitar castigos mal aplicados.
  • Establecimiento de una comunicación clara que no le genere dudas.
  • Refuerzo positivo de las actitudes deseadas.
  • Enriquecimiento ambiental cuando esté solo.
  • Desensibilización a los rituales de entrada y salida.
  • Contracondicionamento a las salidas.

Cognitivas:

  • Estar siempre tranquilo en su presencia.
  • Mantener una actitud distante con él.
  • No mirarle a los ojos.
  • Reclamar tu espacio, tu zona de confort, en todo momento.
  • No responder a sus exigencias. Darle la espalda cuando insista.
  • Realizar movimientos lentos.
  • No dormir cerca de él.
  • Acariciarle de manera breve cuando esté tumbado en su sitio tranquilamente.

Ambientales:

  • Incrementar el ejercicio, especialmente antes de quedarse solo.
  • Estimulación del entorno con juguetes para morder.

Metodológicas:


  • Realizar ejercicios de obediencia para que responda a las órdenes de sentado y quieto e ir acostumbrándolo a estar lejos del dueño para controlar la excitación al regreso.
  • Estar pendiente de nuestras entradas y salidas ignorando al perro 10 minutos antes de irse y lo mismo al regresar, no haciéndole caso hasta que se calme y esté tranquilo.
  • Desensibilización a las señales de partida (tomar las llaves, abrir y cerrar la puerta, etc.), realizándolas pero no saliendo realmente del hogar.
  • Habituación a quedarse solo ausentándose el dueño por períodos muy breves y aumentando el tiempo gradualmente.
  • Usa su jaula, cama o transportin, haz que se quede dentro de ella entre 10 y 15 minutos cada día, siempre mientras estás en casa. No hagas de este momento un castigo, sino algo divertido. Si no tienes jaula, la cama vale igual. Se trata de hacerle entender que quedarse “solo” en su cama es bueno, no tiene que tener miedo de que le falte contacto con su familia durante un rato. De esta manera, no tendrá problema en estar igualmente tranquilo en su cama cuando no estés.
  • Darle tiempo de adaptación a las normas nuevas que le estamos enseñando, es por su bien emocional.
  • Si cambiamos de casa, volver a repetir las mismas pautas. Hazle sentirse seguro en su nuevo hogar.

Dejar al perro en la peluquería


Cuando dejemos al perro en la peluquería, para no hacer una estancia negativa no debemos despedirnos de forma larga ni triste. Llevarlo con la mayor normalidad posible. Solo los vamos a poner guapos para que los disfrutéis en casa súper limpios. Y lo mismo en la recogida, que no sea efusiva. No hagas un festival de saludos al entrar. Así, el perro aprenderá que estar unas horas sin su dueño no es nada malo, eso debe de ser lo más natural posible, para que no sufra ningún tipo de miedo ni ansiedad a ver que su responsable se va.


Una relación dependiente, ya sea entre humanos o con perros, no es una relación sana.


En Pelijas Peluquería Canina Profesional te ofrecerán todo el asesoramiento que necesites para garantizar el cuidado y la salud de tu mascota. Además, cuentan con precios especiales de mantenimiento para tener siempre en perfecto estado a tu perro. Y disponen de servicio de recogida a domicilio por si no puedes llevar a tu mascota hasta su establecimiento situado en Paseo Luis Palacios, 11 de Valdepeñas. Puedes contactar con ellos también en el teléfono 652 22 52 25. 


020621 va pelijas 2

PELIJAS 3

PELIJAS 6