El Gobierno de Castilla-La Mancha personifica en María Rocío Amores Pavo la lucha diaria de las mujeres por mantener vivo nuestro medio rural

|

240921 cr junta




María Rocío Amores Pavo, la taxista de Caracuel de Calatrava, es una de las seis mujeres del medio rural que van a ser distinguidas por el Gobierno de Castilla-La Mancha en el acto institucional del Día de las Mujeres Rurales que se celebrará en Belmonte el 15 de octubre.

La consejera de Igualdad y Portavoz del Ejecutivo regional, Blanca Fernández, ha dado a conocer esta mañana el nombre de las mujeres que van a recibir este reconocimiento con el que el Gobierno del presidente García-Page quiere “dar visibilidad a las mujeres del medio rural”, algo importante y necesario ya que tal como ha indicado la consejera, en este momento en Castilla-La Mancha el 40 por ciento de las mujeres viven en municipios menores de 10.000, habitantes; 3 de cada 10 viven en localidades menores de 5.000 habitantes y solo 7 de cada 100 viven en municipios menores de 1.000 habitantes, lo que es un punto menos que los hombres, que son un 8 por ciento.

Para Fernández, se distingue a estas mujeres porque “son ejemplo de que en el medio rural también se puede: se puede desarrollar un negocio, tener oportunidades de empleo, puedes educar a tus hijos e hijas y puedes tener buena calidad de vida. Y estas mujeres demuestran que es posible todo eso y más en el medio rural de Castilla-La Mancha si se aprovechan las oportunidades”.

María Rocío Amores Pavo es taxista en Caracuel desde el año 2010. Se lanzó a la aventura cuando supo que el taxista de la localidad se jubilaba y con 31 años se convirtió en la taxista de una de las localidades más pequeñas de la provincia.

“Ella es un ejemplo de que, con muchas dificultades, con muchos sacrificios, pero con tesón, se puede salir adelante. Ella lo ha hecho y es un ejemplo que queremos reconocer en un municipio de menos de 150 habitantes como es Caracuel”, ha afirmado Blanca Fernández.